Home / Actualidad / Alemán Konrad Zuse hizo historia con la primera computadora comercial 

Alemán Konrad Zuse hizo historia con la primera computadora comercial 

Steve Jobs y Steve Wozniak, los fundadores de Apple, armaron su primera computadora en un garaje. En el caso del pionero alemán Konrad Zuse, el sitio fue el almacén de harina de una panadería en el sur de Baviera.

Hace 70 años, Zuse estaba abocado a desarrollar la primera computadora comercial del mundo y preparar así el terreno para la revolución digital: su ordenador, llamado Z4, ya estaba en condiciones de reemplazar a 20 empleados y tenía el tamaño de una sala de estar.

Una exposición en el castillo de Hopferau, en el sur de Alemania, recuerda ahora al inventor, llamado a menudo el “padre de la computadora”.

“A diferencia de Bill Gates o de Steve Jobs, el pionero de la informática Konrad Zuse es un desconocido para gran parte de la sociedad, a pesar de haber sido tan polifacético como las posibilidades de uso de las computadoras de hoy en día”, señalan los organizadores de la muestra.

La exposición presenta hasta el 6 de enero la vida de Zuse como inventor, empresario y artista. Su trabajo es explicado mediante piezas originales, mientras que una animación tridimensional permite tener una idea del colosal tamaño de las computadoras de antaño.

Si bien investigadores estadounidenses también desarrollaron aparatos similares a partir de los años 1930, en la actualidad el ordenador Z3, creado por Zuse en 1941, es considerado el primer ordenador del mundo en condiciones de funcionar.

Zuse, ingeniero civil y oriundo de Berlín, huyó a Baviera al final de la Segunda Guerra Mundial y logró trasladar su modelo Z4 hasta el sur de Alemania. Los modelos anteriores fueron destruidos. A partir de 1945 escondió el aparato para ocultarlo de las fuerzas aliadas y más tarde abrió un estudio de ingeniería en un antiguo almacén de harina en las proximidades de Hopferau.

Su computadora entró en servicio en la década de 1950 en centros de investigación en Suiza y Francia. “En el año 1951, el Zuse 4 era el único sistema capaz de operar en Europa”, destacan desde la Escuela Superior de Tecnología, Economía y Cultura de Leipzig, en el este de Alemania. La unidad aritmética lógica de la Z4 calculaba entre 25 y 30 operaciones por segundo.

Hoy en día, la Z4 está expuesta en el Museo Alemán de Múnich, junto a una réplica del pionero modelo Z3. Zuse usó por primera vez su Z4 para calcular el precio de la leche de una lechería alpina. Nadie hablaba en esa época de una “computadora” o de un “ordenador”. Un diario la definió en su momento como un “aparato para calcular completamente innovador, cuyo rendimiento corresponde aproximadamente a una oficina de cálculos con entre diez y 20 empleados”.

La era de la computación en Baviera culminó en 1949, cuando Zuse se mudó al estado de Hesse, más al norte, y fundó allí una compañía. La empresa se convirtió en una de las primeras fábricas de computadoras del mundo y fue incorporada más tarde al grupo Siemens. Konrad Zuse falleció en 1995 a los 85 años.

La actual exposición en en el castillo de Hopferau documenta además que la tecnología no fue la única pasión de Zuse. El inventor de la primera computadora comercial también se dedicó a dibujar caricaturas y a pintar al óleo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.