Home / Actualidad / Alemania devuelve a Namibia objetos robados en la época colonial

Alemania devuelve a Namibia objetos robados en la época colonial

Una delegación encabezada por la ministra alemana de Ciencias, Theresia Bauer, viajó hoy a Namibia para devolver objetos que pertenecieron al héroe nacional Hendrik Witbooi que fueron robados en el país durante la época del dominio colonial alemán en el sur de África.

Foto de Marijan Murat/Getty Images

Se trata de una biblia y de un látigo que quedarán bajo la administración de las autoridades namibias hasta que los descendientes del líder de la etnia nama puedan montar un museo en Gibeon, el lugar de nacimiento de Witbooi.

Ambos objetos formaron parte durante años del inventario del Museo Linden en Stuttgart. La biblia y el látigo fueron sustraídos en 1893 tras un ataque de las tropas alemanas en Honrkranz, en el cuartel general de Witbooi en la antigua colonia germana de África del Sudoeste. En 1902 fueron donados al Museo Etnológico de la capital del estado alemán de Baden-Wurtemberg.

Por su parte, la asociación de líderes de los nama (NTLA) rechazó la entrega de los objetos al Gobierno de Namibia porque considera que ambos bienes deberían ser entregados directamente a los descendientes de Witbooi. Además, la agrupación alegó no haber sido integrada en las negociaciones entre Alemania y las autoridades namibias.

La NTLA trató de evitar la devolución al Gobierno de Namibia mediante una petición ante un juzgado alemán, pero el procedimiento fue rechazado por no cumplir con las formalidades.

Los líderes nama critican que los objetos sean devueltos sin una amplia indemnización por el genocidio sufrido por este pueblo en la época colonial. El antiguo Imperio alemán (1871-1918) ocupó amplias regiones de Namibia como colonia entre 1884 y 1915.

Según los historiadores, las tropas alemanas ultimaron a millares de personas en Namibia a principios de 1900, cuando la región se encontraba bajo el control colonial.

En el genocidio que ocurrió entre 1904 y 1908 perecieron 65.000 de los 80.000 miembros del pueblo herero y al menos 10.000 de los 20.000 namas, cuando ambas etnias se rebelaron contra el poder germano.

La ministra Bauer señaló que esta devolución no significa un vaciamiento paulatino de los museos alemanes. La revisión de los procesos “no tiene como fin vaciar museos sino investigar y hacer conocer el contexto histórico de estos objetos”, explicó.

“Esto puede suceder mediante un trabajo conjunto en la configuración de las colecciones y una presentación en común de los objetos. Se podrían organizar préstamos permanentes o exposiciones itinerantes”, agregó Bauer.

La devolución es una posibilidad, además de presentaciones en cooperación o la retroventa, indicó la funcionaria.

Windhoek/Stuttgart, 28 feb (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.