Home / Actualidad / Andrés Cárdenas: “Como emigrante en Alemania hay que saber soñar e ilusionarse”

Andrés Cárdenas: “Como emigrante en Alemania hay que saber soñar e ilusionarse”

ACDesde Destino Alemania, en esta ocasión tenemos el placer de tener con nosotros a un invitado muy especial. Ex emigrante en Alemania en los años 60 y actualmente empresario de éxito, Andrés Cárdenas ha participado últimamente en el programa Millonario Anónimo de la Sexta. Hoy nos cuenta que le aportó la experiencia como emigrante en Alemania para su vida.



Actualmente has dado el salto a la televisión, pero según nos has contado tu también tienes experiencia en Alemania.

Exactamente. Yo tuve la suerte de que, con la situación que se vivía en los años 60, mis padres tuvieron que emigrar. Concretamente viví 25 años en Gelsenkirchen y me crie allí practicante desde la guardería hasta que fui a la Universidad.

¿Cómo eran aquellos años? Porque era un poquito distinto a lo que vemos ahora…

¡Buena pregunta…! Tras terminar la carrera, mi hija mayor fue fichada por una empresa alemana en la zona de Núremberg y vive una experiencia muy privilegiada, de desarrollo profesional y muy bonita. Pero cuando nosotros fuimos a Alemania, las cosas eran diferentes. A mi padre le dieron un contrato en la mina y al cabo de un año, nosotros fuimos con mi madre a “no saber dónde”. Historias de llegar en tren, no saber a dónde ir, no saber idiomas… Y eso queda muy grabado en tu perfil personal y profesional.

Millonario Anónimo en la Sexta

¿Grabado de qué forma?

Es muy difícil vivir esa experiencia, pero a la vez es muy fructífera también para tu desarrollo. Cuando te encuentras después en la vida con un problema en el que la gente se ahoga, el haber pasado por esos ratos en una infancia lejana te graba porque te da fuerza y vitalidad para querer superarte. Eso es lo que me ha ayudado en la vida. Esas ganas, ese afán, ese deseo por conseguir algo diferente a lo que has vivido en tu infancia.

Aquí siempre decimos que Alemania cuesta y a veces cuesta mucho adaptarse. Pero a la larga, es una experiencia que te da cierto bagaje para la vida…

Yo tuve la suerte de haber podido hacer una ingeniería básica en Alemania por las noches y haber vivido ese momento en el que Opel se iba a España. Haber sabido alemán, conocer la cultura alemana y conocer la empresa me dio pie a venirme a Zaragoza y traerme a mi familia, que fue mi primera condición. Más que luchar por mi salario, mi condición era mi familia. Mis padres vivían bien (en Alemania) pero no se enteraban cuando ponían el telediario, porque siempre estábamos en el Centro Español de Gelsenkirchen.

Por eso, el idioma, la formación, la cultura, ese perfil alemán de constancia y disciplina es lo que te marca a lo largo de tu vida profesional. Al español típico –aunque siempre hay miles de excepciones- le gusta entrar, ver, picar, salirse del tema y querer tocar todo un poco. En el caso del alemán, lo que yo he visto en mi vida profesional es tú eres responsable de esa parcela, tú te tienes que saber de memoria esta parcela y ser el mejor en ella y con eso le vas a ayudar al siguiente. Así se hacen las empresas grandes. Picoteando en cada sitio queremos hacer todo y al final no hacemos nada. Esa disciplina y constancia y no perder tiempo me ha ayudado mucho en mis años en España.

Hablas de cualidades de Alemania … ¿algún punto en contra?

A mí lo que me ha ayudado es este mix español alemán. El arranque del español, que le falta al alemán, diciendo no te compliques tanto y da el paso, combinado con el saber hacer alemán. Al alemán le cuesta más, no entra en los temas tan a matar como el español… pero la combinación entre el arranque que tenemos con la disciplina y el saber alemán es lo que me ha diferenciado desde cuando empecé con 21 años en General Motors. Lo he notado mucho porque he trabajado con españoles y con alemanes. Tú estás en el medio y llevas una línea diferente a los otros dos. Por eso hablo de la suerte de haber vivido en Alemania.

Luego volviste, pasaste a ser un directivo con éxito en la vida… ¿Qué hiciste exactamente en España?

Tuve la suerte de haber estado el momento educado en Opel con la casualidad de que iban a montar una fábrica en Zaragoza, de haberme venido joven, con ganas, con un ritmo aprendido en Alemania, y también con ganas de volver a Alemania… Tuve la suerte de pasar seis años en Opel, luego estuve en un puesto directivo en BMW y cuando mejor estaba, me llamaron de consejero delegado de una empresa de logística. No conocía el sector y al cabo de seis meses querían cerrarla. Ahí es donde tienes esa fuerza de tus años vividos de sufrimiento: “Si la empresa se vende, vamos a buscar una solución”. Lo fácil habría sido cobrar un finiquito. En aquel momento, nosotros compramos la empresa y la cosa salió bien al cabo de 6 años y la vendimos… después fondos de inversión compraban empresas y yo las montaba y las reestructuraba. Hace 5 años, un fondo compró una empresa alemana de yates y me llamo a mí para llevar la empresa. Y eso ha sido muy bonito. Haber sido inmigrante y veintitantos años después volver por la puerta grande para dirigir una empresa importante a nivel de presidente te marca. Todo eso no lo haces si no has vivido en Alemania. Todo eso lo sacas después de haber vivido años y meses, muchas veces con un bajón tremendo en Alemania, pero cuando después la vida te devuelve todo eso, a final dices que sí que ha merecido la pena.

Ahora estas como estrella de televisión en un proyecto social con La Sexta.

Esto lo tenía que haber hecho antes. Pero no por la tele sino por mí. Quizá por mi padre que en los sesenta trabajaba 12 horas y las otras 12 se dedicaba a ayudar a los otros inmigrantes, a buscarles casa, a transportar a los niños al colegio… todo eso lo he vivido y tenía muchas ganas de ayudar a gente.

Mira por donde me liaron en un programa que en el que principio no quería participar. El contenido es muy bonito porque de empresario pasas a disfrazarte de voluntario para ayudar a gente muy necesitada conviviendo con ello en las peores condiciones. Y el último día te pones la corbata y das un cheque para ayudar en el proyecto que tienen las ONGs. No quería hacerlo, pero al final, en la quinta entrevista, me convencieron porque siendo de familia de emigrantes había conseguido algo en la vida. Me dijeron que habría un montón de chavales que no saben por dónde tirar y alguno podrá ver una esperanza en mí. Esa fue la única razón por la que acepté.

Sin duda un ejemplo para las nuevas generaciones. ¿Qué le dirías a esta gente que viene ahora?

Tengo que predicar porque mi hija vive en Alemania y le está costando ahora volver porque está cómoda allí. También tengo a mi sobrina que se fue porque ni ella ni el marido encontraban nada. Están en la zona de Dortmund y se están animando.

Aunque sería resumir mucho y aunque suene exagerado, primero hay que saber soñar e ilusionarse. Yo sé que hay momentos anímicos de bajón en Alemania que son pésimos y en ese momento hay que soñar e ilusionarse. Y cuando te despiertes de ese sueño, hay que empezar a correr y a luchar y te aseguro que cualquier sueño que te propongas se va a conseguir.

Puedo poner un ejemplo: cuando terminaba en Opel, veía a los Geschäftsführer (directivos) en la puerta a la salida con los coches de directivo. Yo me ponía en la puerta y me decía: “A mí también me gustaría que los guardas me saludasen a la salida”. Después de años, eso se cumplió. Y a esta gente joven le digo que se pongan metas en la vida, que se ilusionen con cosas, que sueñen con cosas y cuando se levanten se pongan a correr y no paren. Al final se cumplen porque lo luchas. No a los dos o tres meses, pero se cumplen.

En la vida hay que tomar decisiones y cualquiera que haya decidido irse a Alemania o a Australia, de vivir algo nuevo, de educarse profesionalmente, de coger un poco de cultura nueva, eso suma. Suma pero exponencialmente. No es uno más uno. Es uno más mil.

Una experiencia enriquecedora y un sabio consejo el que nos das pero… ¿Alguna cosa más práctica para adaptarse a los alemanes en Alemania?

Jejeje… el alemán es una de las personas más difícil de acercarse. Pero cuando te acepta, entonces es difícil desprenderte de él. Un alemán es muy suyo, serio y formal pero yo sigo teniendo mis mejores amigos en Alemania. El alemán es difícil, pero cuando estás con él, está para ti.

Y después sobre todo el idioma es la clave. Con todos los cursos de la Volkshochschule y otros cursos para poder formarse, eso suma mucho. Cuando haces un curriculum, en España haber hecho estos cursos se valora muy alto, como una cosa difícil. Yo he dirigido empresas muy importantes en España y eso vale mucho en tu curriculum.

Entre la gente joven veo a muchos que les empieza a gustar aquello. Con el panorama que tienen aquí, en Alemania tienen algo importante y se empiezan a acoplar. Mi hija me cuenta que van a veces al centro español a ver fútbol, a comer un pulpo… Nosotros teníamos que ir porque no teníamos dónde ir. Mi padre era presidente y yo incluso monté con unos amigos una discoteca en el centro español. En aquella época los padres de chicas jóvenes españolas no las dejaban salir y con la discoteca, y mientras los padres estaban en el bar, los hijos estaban en la discoteca.

Hoy es diferente,… van al centro español a tomar una cerveza pero no pensando que es porque los van a acoger, porque no saben dónde ir. Son tiempos diferentes pero para cualquier joven, haber pasado unos años allí le va a aportar muchísimo, sobre todo en el peso de su curriculum.

2 comentarios

  1. yerlis breve zelaya

    Hola ante todo Dios ven diga esas personas k tienen un corazón enorme. Soy de Honduras madre de tres hijos a los cual no les puedo dar el amor de madre los tube k dejar me vine a España pero sigo aki estoy luchando por hacerles una casita Y montar algo de lo k pueda sacarlos adelante y no tener k estar lejos de ellos si hay alguien k me eche una mano q el señor se lo triplicará gracias mi número es 686163438

  2. nohiralih bracho

    es cierto todo eso parece un sueño que bueno que puedan ayudar a muchas personas nos gustaria nos ayudaran tambien desde punto fijo estado falcon venezuela somos una iglesia cristiana misionera 04167626126 empesare a orar por este sueño DIOS le bendiga

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.