Home / Actualidad / Aprueban en Alemania la primera ley de integración de refugiados

Aprueban en Alemania la primera ley de integración de refugiados

hand-991096_1280El Gobierno alemán aprobó este miércoles una ley para facilitar la integración del gran número de refugiados en el país, que en 2015 llegó hasta los 1,1 millones de personas.


La nueva ley, la primera de este tipo que adopta Alemania, engloba medidas para un mejor acceso de los migrantes al mercado laboral, pero al mismo tiempo prevé recortes de prestaciones sociales para aquellos refugiados que rechacen las ofertas para integrarse en la sociedad alemana como los cursos de idioma y de orientación.

Además contempla que será revocado el permiso de residencia en caso de delito.

“Creo que es un hito”, resaltó la canciller Angela Merkel, al término de una reunión de dos días de su gabinete de conservadores y socialdemócratas en el Palacio Meseberg, al sur de Berlín.

La ley contempla el doble principio de “fomentar y exigir”, precisó Merkel. Por una parte, el Estado ofrecerá cursos de integración e idioma para facilitar la incorporación de los recién llegados a la sociedad germana, pero por la otra demandará buena predisposición de los refugiados para aceptar estas ofertas.

“Se trata de un cambio paradigmático en Alemania”, elogió la iniciativa el vicecanciller y presidente del Partido Socialdemócrata, Sigmar Gabriel. “El mensaje a los refugiados es: “Si te esfuerzas podrás progresar aquí”. Gabriel sostuvo que se trata de un primer paso hacia una ley de inmigración. “Es una especie de ley de inmigración 1.0”.

La ley también incluye un polémico artículo por el cual el Estado podrá obligar a los asilados a residir en un lugar determinado durante tres años para distribuirlos de forma proporcional por todo el territorio alemán y evitar que surjan “guetos” en las grandes ciudades.

Los migrantes podrán decidir dónde asentarse de forma definitiva después de haber presentado suficientes pruebas de su voluntad de integrarse en el país.

Organizaciones sociales como la católica Caritas criticaron el hecho de que los refugiados obtengan un derecho de residencia después de cinco años y no de tres como los demás migrantes.

La organización de ayuda a los solicitantes de asilo Pro Asyl calificó la ley de cuestionable y populista. “La ley se hace eco de opiniones de derecha al sugerir que los refugiados no se quieren integrar”, dijo a dpa el gerente de la entidad, Günter Burkhardt.

Asimismo, el gabinete alemán acordó mejorar la protección de niñas y mujeres en los centros de acogida de refugiados en reacción a denuncias de ataques sexuales a mujeres por parte de otros refugiados. “Cada caso de violencia, abuso infantil y de violación es un caso demás. Por ello debemos velar porque los niños y las mujeres estén mejor protegidos en los centros”, dijo la ministra de Familia, Manuela Schwesig.

La titular de Familia demanda desde hace tiempo que el Estado tome medidas para mejorar las condiciones precarias en hogares de refugiados en los que las mujeres y las niñas comparten habitaciones, duchas o lavabos con los hombres.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.