Home / Actualidad / Aumenta la presión interna sobre Merkel para endurecer la política de asilo

Aumenta la presión interna sobre Merkel para endurecer la política de asilo

4930477232_e004f2781e_zLa canciller alemana, Angela Merkel, deberá hacer frente la próxima semana a las voces dentro de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), que reclaman un endurecimiento de la política de asilo, según informó el dominical alemán “Bild am Sonntag”.

La CDU de Merkel deberá acordar la próxima semana, en el congreso federal del partido en Essen, los puntos centrales de la campaña electoral del año que viene. Sin embargo, parece que no será un camino placentero para la líder alemana, que hace poco anunció que se presentará de nuevo a la Cancillería.

El conocido como “círculo de Berlín”, formado por parlamentarios de la CDU y la Unión Cristianosocial (CSU), presentó recientemente sus exigencias a la canciller alemana, poco antes de que dé comienzo el partido federal en Essen el martes.

Los diputados conservadores reclamaron un endurecimiento drástico de la política de asilo, después de que en 2015 llegaran al país casi un millón de solicitantes de asilo.

En un documento de cuatro páginas exigen cerrar de manera permanente la ruta de los Balcanes y otras “rutas ilegales migratorias”. “Una perspectiva de permanencia legal en Alemania sólo se puede conceder si han llegado a Alemania de manera legal”, escribió el ala más conservadora sobre algo sobre lo que se debe informar de manera “inequívoca”. Esta postura contrasta con la de Merkel, que siempre descartó un cierre de la ruta de los Balcanes.

Otras de las exigencias son acoger a refugiados cuya identidad y nacionalidad pueda ser establecida, la creación de zonas de tránsito en las zonas próximas a las fronteras, en las que se pueda esclarecer la identidad de los refugiados y la consecuente devolución de los barcos de traficantes de personas en la ruta del Mediterráneo.

También reclaman que la “recolocación” de solicitantes de asilo que hayan llegado ilegalmente a Europa sólo sea posible en casos excepcionales, una gestión más rápida de las solicitudes de asilo, así como sanciones del Estado contra los estados federados que no deporten a los que no tengan derecho a quedarse.

Por el contrario, en el documento no se hace mención explícita a la necesidad de introducir un límite máximo de refugiados en el país, como exigen desde el partido hermanado, la CSU. Sin embargo, indican que todas las discusiones sobre política de asilo deben tener en cuenta la “limitada capacidad de integración y prestaciones de Alemania”.

Por su parte, el secretario general de la CDU, Peter Tauber, se mostró partidario a endurecer la política de refugiados, en declaraciones al rotativo alemán “Die Welt”. “Queremos seguir siendo un país en el que las personas perseguidas encuentren refugio, pero sólo cuando realmente sean perseguidas”, dijo.

En su opinión, debe ser posible deportar a los solicitantes de asilo de países como Afganistán. “En Afganistán hay regiones en las que se puede vivir seguro”, declaró.

Berlín, 3 dic (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.