Home / Actualidad / El bilingüismo, una clave para promoverse en el mercado laboral alemán

El bilingüismo, una clave para promoverse en el mercado laboral alemán

 Integration_UnternBefr_CoverHoy en Destino Alemania hablamos sobre la Formación Dual  alemana y  las opciones de futuro que supone para jóvenes españoles en Alemania y procedentes de otras nacionalidades. Para ello, tenemos como invitada a Naemi Härle, directora de proyecto de la Bertelsmann Stiftung y responsable del estudio “Formación Dual de Jóvenes con Origen Migratorio“.


La fundación Bertelsmann realizó un estudio sobre la formación profesional de jóvenes con origen migratorio en Alemania. A grandes rasgos, ¿cómo se podría describir la situación?

Nuestra representativa encuesta, realizada entre cerca de 1000 empresas, muestra que para la mayoría de las empresas es normal formar a jóvenes con trasfondo migratorio. En su compromiso con la formación dual, las tres cuartas partes de las empresas que forman a este tipo de perfiles no hacen ninguna distinción entre jóvenes con y sin origen migratorio. Pero como siempre, también hay que matizar. El 60% de las empresas nunca tuvo a personas con raíces extranjeras en la formación  profesional. Como argumento, sobre todo se alude a las barreras idiomáticas y las diferencias culturales.

¿Cuáles son los mayores impedimentos que encuentran estas personas en su camino a la formación  profesional? ¿Cuáles son las cuotas de éxito en comparación con los colegas alemanes?

Los jóvenes que tienen trasfondo migratorio y una cualificación similar tienen peores cartas en el mercado laboral alemana. Frecuentemente, aterrizan en los llamados “sistemas de transición”. Allí no pueden ni conseguir una formación titulada ni se les garantiza una entrada posterior en la formación profesional. Para muchos, este tipo de medidas supone entrar en un callejón sin salida. El estudio “Monitoreo de la Formación Profesional en los Estados Federados 2015”, realizado por la Bertelsmann Stiftung, muestra que los alumnos de las escuelas con pasaporte extranjero se quedan fuera a la hora de buscar una formación profesional. Solo el 37% encuentra plaza directa, mucho menos que sus colegas alemanes (54%). Sin embargo, cuanta más alta sea la titulación académica, menos influencia tiene la nacionalidad. Por ejemplo, para los extranjeros que abandonan la escuela con un bachillerato o el acceso a la universidad, la cuota de éxito para entrar en una formación profesional está solo un poco por debajo de sus colegas alemanes con un 94% frente a un 97%.

¿Están preparadas las pequeñas y medianas empresas alemanas para aceptar en la formación a jóvenes extranjeros que todavía no dominan el alemán?

El 38% de las empresas encuestadas hablaba del temor a las barreras idiomáticas como argumento para la falta de jóvenes con raíces migratorias en la formación. Más de la tercera parte de las empresas, que ya tenían experiencia con estos jóvenes, exigirán un mayor apoyo para aprender el idioma y más cursos de alemán. Para los jóvenes significa que, aprender alemán, es un requisito muy importante para la búsqueda exitosa de un puesto de formación.

Sin embargo, la razón más usada para explicar que las empresas no formen  a jóvenes extranjeros fue, con diferencia, la falta de currículums con el 75%. Las empresas deberían replantear sus estrategias de reclutamiento, poniendo más atención en los grupos de jóvenes con trasfondo migratorio para darse a conocer. Para ello podrían utilizar como criterios de selección algunas de las fortalezas de este grupo, como el bilingüismo y la experiencia con diferentes culturas y su importancia para las relaciones con los clientes o las relaciones comerciales. Esta era la ventaja a la que se referían el 50% de las empresas que empleaban a jóvenes con trasfondo migratorio.

¿Qué perspectivas ofrece la opción formación profesional dual para el futuro de los nuevos inmigrantes?

En el mercado laboral alemán es muy importante haber terminado una formación profesional. Sin ella, la probabilidad de terminar en el paro es tres veces mayor que cuando se tiene un título. Eso significa para trabajar en Alemania hay tener también un título de formación reconocido. Con eso, se mejoran notablemente las perspectivas salariales y se reduce el riesgo de terminar en el paro.

Durante una ponencia mencionó que algunos procesos existentes, como el reconocimiento de títulos o los exámenes, quizá deberían ser más fáciles. ¿Qué se podría hacer mejor?

Muchos de los inmigrantes que vienen Alemania ya tienen conocimientos profesionales e incluso alguna titulación. Estos deberían ser reconocidos. Así también se le da un mayor reconocimiento al inmigrante y, además, se puede reducir la duración  de la formación dual, convalidando algunas competencias profesionales adquiridas. Para poder analizar esas competencias profesionales que traen los inmigrantes hay que desarrollar pruebas que incluyan  elementos más visuales, como secuencias de video, y tengan menor carga idiomática para el que los hace. También ayudaría si estas pruebas se realizasen en inglés o en el idioma del país correspondiente.

En el caso de España, hay mucho titulados universitarios que vienen a Alemania. Frecuentemente, aquí no encuentran ni reconocimiento (por el idioma) ni perspectivas profesionales (sobre todo en carreras de letras). ¿Qué vía deberían emprender estos para tener éxito?

El dominio del idioma alemán es uno de los grandes requisitos para la participación en la sociedad y la integración profesional en Alemania. Ayudaría que estas personas se informasen de antemano sobre la situación en el mercado alemán. Aunque en términos generales las cifras de desempleo sean bastante bajas, en algunos sectores son altas y,por esta razón, creo que será difícil para alguien que venga de España con una carrera de letras y un nivel bajo de alemán.

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.