Home / Actualidad / Carteros alemanes conversarán con ancianos contra reembolso

Carteros alemanes conversarán con ancianos contra reembolso

people-3188291_640El correo alemán ha puesto en marcha un singular proyecto piloto para afrontar el creciente número de ancianos que viven solos.

Los carteros de la ciudad de Bremen, en el norte alemán, no solamente llevarán el correo a los jubilados que viven solos, sino que también les tocarán el timbre regularmente y se interesarán por cómo están.

La iniciativa impulsada por esta ciudad-Estado germana es parte de un proyecto a nivel nacional destinado a posibilitar que la gente mayor pueda seguir viviendo sola y no necesite mudarse a un geriátrico.

Las autoridades municipales encargaron a un científico que hablase con personas de la tercera edad para saber cuáles eran sus necesidades. Después incorporaron al proyecto al servicio de urgencias médicas Johnanniter, a la caja de ahorro local, a cuatro organizaciones sociales y al seguro de salud público AOK para definir los servicios que serían ofrecidos.

“Correo personal” es el nombre del producto que estará disponible a partir de mediados de mayo. Los jubilados pagarán una tarifa aún no definida para que el cartero les haga una corta visita de forma regular y le envíe un SMS a los familiares para informarles de que se encuentra bien o llame al servicio de urgencias médicas en caso de necesidad.

Los servicios de correo alemanes buscan nuevas fuentes de ingresos debido a la constante caída del volumen de cartas que transporta. En 2014 pusieron en marcha un proyecto similar en la cuenca del Ruhr, en el oeste del país, pero lo cancelaron meses más tarde por falta de clientes.

Entonces no funcionó la comunicación entre los carteros y la central de urgencias de los Johanniter (la orden evangélica de los Caballeros de San Juan), explicó el director científico del proyecto, Herbert Kubicek.

En este nuevo intento, los carteros también informarán durante sus visitas sobre los servicios que brindan cerca de 4.000 empleados de organizaciones sociales como limpieza de la vivienda, lavado de ropa, preparación de comidas o simplemente compañía. “Muchos no conocen toda la oferta que va más allá del cuidado físico”, dijo Kubicek.

La entidad de correos estatales ya comenzó a entrenar a los carteros para sus nuevas funciones. Entre ellas también figura una cooperación con la caja de ahorro municipal mediante la cual el cartero podrá entregar hasta 500 euros en efectivo por semana a los clientes que lo pidan por teléfono.

También a partir de julio, los carteros podrán hacer llegar a los interesados todo tipo de formularios para trámites burocráticos como, por ejemplo, el pago del impuesto al perro. “Queremos mejorar nuestro servicio para la gente que no puede imprimir documentos de Internet”, dijo una portavoz del ministerio de Finanzas de Bremen.

La ciudad ha invertido unos 245.000 euros (301.000 dólares) en este proyecto, que se extenderá en la fase de prueba hasta finales de 2019.

Bremen (Alemania), 9 (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.