Home / Actualidad / Ciudades alemanas encuentran filón económico en radares de velocidad

Ciudades alemanas encuentran filón económico en radares de velocidad



Las grandes ciudades de Alemania han aumentado el número de radares de control de velocidad, en los que han encontrado un filón para aumentar sus ingresos, según una consulta efectuada por dpa entre las diez principales urbes del país.

La segunda ciudad mayor de Alemania, Hamburgo, invirtió este año en seis nuevos radares fijos, con lo que su número se incrementó a 40, y tiene previsto instalar otro más antes de finales de año.

La cosecha de los radares y cámaras de tráfico arrojó casi 18,9 millones de euros (21,4 millones de dólares) hasta finales de noviembre, más de tres millones por encima de lo recaudado en todo 2017.

«Nuestro objetivo no es sacarle el dinero del bolsillo a la gente. Pero quien conduce demasiado rápido supone un peligro para sí mismo y para los demás», destacó el portavoz del Senado (Gobierno) de Hamburgo, Frank Reschreiter.

También en Stuttgart funcionan sin cesar las cámaras de tráfico, que depararon este año ingresos de más de 11 millones de euros al municipio. En la capital del estado de Baden-Württemberg hay 34 radares fijos y otros seis cambian de lugar ocultos en automóviles.

El empleo de los radares parece surtir efecto. En una de las principales arterias céntricas de Stuttgart, la Hohenheimer Strasse, el número de multas por exceso de velocidad cayó de más del siete al cuatro por ciento.

«Existe una regla general: cuanto más conocido es el lugar de un radar, más baja la velocidad», explicó Markus Kalb, de la dirección general de tránsito de Fráncfort. Los radares fijos son especialmente efectivos, agregó.

La urbe a orillas del río Meno recaudó hasta finales de octubre cuatro millones de euros de multas. En algunos puntos de la ciudad, las infracciones a los límites de velocidad disminuyeron un 90 por ciento.

Colonia, por su parte, apuesta por dar a conocer los lugares en los que coloca cámaras móviles. «Las colocamos de forma bien visible y ya únicamente su presencia hace que los automovilistas reduzcan la velocidad», indicó el portavoz municipal Lars Hering.

La ubicación de los radares móviles es publicada cada semana en la página web oficial de Colonia. La ciudad cuenta con el mayor número de radares fijos, un total de 39. Berlín instaló nueve radares nuevos, mientras que Dortmund comunicó que reforzará su contingente de cámaras de tráfico para alcanzar las 18.

Una novedad son los llamados radares semifijos, aparatos instalados en tráilers o acoplados aparcados en la calle. Ya se los puede ver en Fráncfort y están siendo probados en Düsseldorf, que recaudó 7,4 millones de euros el año pasado en multas por radar.

La única excepción entre las grandes ciudades alemanas la conforma Múnich, que tiene un solo radar fijo y no estudia la compra de más aparatos, según informaron las autoridades. Aún sin radares, la capital bávara embolsó casi 1,5 millones de euros por exceso de velocidad.

Berlín, 16 dic (dpa) 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.