Home / Actualidad / Claves para emprender un futuro profesional en Alemania

Claves para emprender un futuro profesional en Alemania

Captura de pantalla 2015-01-22 a las 13.18.34Hace ya unos días, asistimos al evento organizado en Colonia y dedicado a los nuevos inmigrantes hispanohablantes recién llegados a Alemania, donde se revelaron las claves para emprender un futuro profesional de éxito en el país.

Aprovechando la ocasión, entrevistamos en Funk Radio a Angel Goya Castroverde, de la Consejería de Empleo y Seguridad Social en la Embajada de España en Berlín sobre los planes de la embajada para apoyar a esas personas que lo precisan  en Alemania.


Angel estamos aquí en un evento en Colonia que la embajada organizó para dar información a la comunidad hispanohablante que llegó aquí en los últimos años. ¿Qué se ha visto en este evento?

Hemos intentado hacer un evento abierto a todo el mundo, tanto para recién llegados como para personas que lleven un poco más de tiempo, intentando explicarles cómo es el mercado laboral alemán, cómo se puede buscar trabajo en Alemania, las técnicas concretas de búsqueda de trabajo, problemas que pueda haber en cuanto a reconocimiento de títulos, problemas que pueda haber en cuanto a seguridad social o las bajas de enfermedad en Alemania. Todo ello con una visión muy global.

Lo que queremos es seguir haciendo seminarios y talleres mas concretos y especializados, que puedan servir de respuesta a las necesidades concretas de la gente.

Dices que es una introducción y que va a continuar con posteriores seminarios. ¿Qué tipo de seminarios, por ejemplo?

Por ejemplo, dentro de 15 días se va a hacer uno sobre todo el proceso de realización de un currículum, de cómo hacer una carta de presentación, de cómo preparar una entrevista, etc. Es decir, lo que aquí llamamos ‘Bewerbung’ (solicitud de trabajo) de una manera distinta completamente a la española, con el objetivo de aprender a hacerse marketing de uno mismo a la hora de buscar un empleo una vez que estas en Alemania.

En otros casos. como a lo mejor el tema de reconocimiento de títulos, analizamos cómo homologar, cómo convalidar, o cómo lograr por ejemplo que algunos programas federales te reconozcan una pretitulación y mediante unos módulos o una experiencia práctica, puedan conseguir una homologación. Cosas concretas que a la gente que lleva determinado tiempo aquí le puedan interesar y le podamos ayudar, que es en el fondo nuestro objetivo.

No es la primera vez que hacéis estos eventos. ¿Qué tipo de resonancia habéis tenido en otros aquí en Alemania?

Bueno, yo creo q ha sido buena. Empezamos en Berlín, que quizá era lo mas fácil y luego hemos estado en Hannover, en Braunschweig y en Hamburgo. Ahora tenemos pendiente en el próximo trimestre, antes de Semana Santa, hacer en Leipzig, en Múnich y en Sttugart.

Supongo que con tantos seminarios y tantos sitios tienes en la cabeza la situación laboral en Alemania. ¿Podrías darnos un par de líneas maestras?

Lo primero, yo creo que no existe una única situación laboral en Alemania. Existen tres, cuatro, cinco “alemanias” muy distintas. Es muy distinta la Alemania de ciclo o grado superior que viene, y es muy distinta, hasta sociológicamente, la Alemania de Berlín, porque te encuentras unos porcentajes muy altos de licenciados universitarios, que tras un tiempo en Berlín relativamente corto, se marchan por no cumplir sus expectativas vitales.

Es muy distinto quien realiza una formación profesional, y evidentemente es muy distinto el tema geográfico: por una parte está el sur, donde tienen muchas más posibilidades de empleo, y por otro están los antiguos países de la República Democrática Alemana, como Berlín. En el fondo, las grandes ciudades son mundos completamente distintos. Lo que ocurre es que muchísima gente quiere vivir en Berlín, pero es donde menos oportunidades hay para trabajar. Sin embargo, es obvio que nadie quiere vivir en los pueblos pequeños más apartados, que es donde es más fácil encontrar trabajo. Ocurre siempre lo mismo, ¿no?

¿A parte de la situación, cuáles son los problemas más frecuentes a los que nos enfrentamos los españoles cuando venimos aquí?

Hay varios problemas importantes, el primero evidente es sin duda el tema del idioma. Estando aquí en Alemania es necesario hablar el idioma o no sobrevives, como pasaría en cualquier país grande. En España, si no hablas castellano o la lengua regional que sea, con el inglés puedes sobrevivir en una gran empresa pero no sobrevives más que ahí.

Sin duda el segundo problema es todo el tema de reconocimiento de títulos, todo lo que sería el subempleo, gente que está muy preparada y que se pone a realizar cualquier cosa porque no tiene capacidad o posibilidad de hacerlo o no tiene un reconocimiento de esa profesión aquí en Alemania. Evidentemente este reconocimiento de título es necesario a la hora de cobrar el sueldo que te dice el convenio colectivo. Ahí por ejemplo estamos trabajando mucho con la DGB, con los sindicatos, con la aduana, con ‘Bundesagentur’, tratando de resolver los problemas que pueda haber no sólo para los españoles, incluso para los propios alemanes también, haciéndole entender a la sociedad civil alemana la importancia de tener unos derechos y una misma situación para evitar que haya un mercado de trabajo desleal tanto para nosotros como para el alemán de origen.

¿Están reconociendo los españoles aquí como trabajadores?

Hombre, yo creo que hay una cosa que es muy curiosa. Probablemente tenga que ver con la impresión que dio la primera generación que vino a Alemania allá por los años 70. Los datos del programa federal de movilidad “MobiPro” son curiosos: el 60% de la gente que viene es española. Los promotores alemanes de iniciativas de movilidad prefieren mucho antes a españoles que a gente de cualquier otra nacionalidad.

Nosotros tenemos a 6000 españoles en este programa y por debajo se encuentran los húngaros con 600 personas.

¿Qué ocurre? Yo creo que hay un cierto reconocimiento por su parte. Puede que en España no contemos con universidades dentro de las 200 mejores del mundo pero probablemente contemos con un sistema educativo que no deja a nadie atrás y que tiene capacidad para tener un nivel medio determinado, que otros estados europeos no tienen. Opino que no se puede  catalogar de una mala impresión al trabajador español, pero evidentemente hay problemas en todos los sitios y siempre puede ocurrir alguna cosa.

Y para terminar, a parte de estos seminarios, de la embajada y de la consejería, ¿que tipo de atención recibe el que viene aquí a trabajar?

Lo que queremos establecer es una especie de red de asesoría, no solo jugando con nosotros si no jugando con muchos más interlocutores, tratando de crear una red capilar que llegue a todo Alemania. Tenemos un programa realizado por el ministerio que ofrece asesoría a los trabajadores de manera presencial u online. Hemos hecho también un manual conjunto de información con la Confederación Sindical Alemana (DGB) para ayudar a los españoles.

Por otro lado, este acto por ejemplo se organiza junto con la agencia federal de empleo, con la cual también estamos haciendo documentos informativos. En estos momentos estamos haciendo otro manual de bienvenida que explique distintas cosas, estamos cooperando con los ‘welcome centers’ de de diferentes ciudades  alemanas, también con la el departamento de ‘beratung’ de las cámaras de comercio que a su vez lleva todo el tema de la formación profesional. En definitiva, estamos intentando que la información y asesoría que ofrecemos no solo se quede en la embajada o en las oficinas que tenemos en Hamburgo, Dusseldorf, Múnich, Hannover o Berlín, sino que pueda llegar a cualquier parte de Alemania cuando no podamos hacerlo nosotros.

Por último una frase cortita para todos los que están por venir o están recién llegados aquí…

Evidentemente hay muchas posibilidades en Alemania pero hay que ser cauteloso, saber a qué vienes aquí, saber que tienes posibilidad de éxito, saber que tus cualidades son profesionalmente reconocidas y que se requieren aquí y evidentemente saber alemán.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.