Home / Actualidad / Conmoción política en Alemania por renuncia de candidata de Merkel

Conmoción política en Alemania por renuncia de candidata de Merkel

La presidenta de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, afirmó hoy que la decisión de renunciar a la candidatura a canciller y a la presidencia del partido no fue una decisión espontánea a consecuencia de los disturbios políticos en Turingia.

Foto de pixabay

«Esta decisión ha madurado y crecido en mí durante bastante tiempo», aseguró Kramp-Karrenbauer, tras una reunión interna de la CDU en Berlín.

Al mismo tiempo, subrayó que la cuestión de la candidatura a canciller se decidirá en una conferencia de su partido a nivel nacional ya que todas las demás propuestas al respecto, como una encuesta entre los afiliados, fueron rechazadas en la última reunión partidaria.

La política conservadora añadió además que la separación del cargo de canciller del de presidente de la CDU en dos personas, como es el caso actual (Merkel y Kramp-Karrenbauer, respectivamente), implica un debilitamiento del partido en un momento en que se necesita una CDU fuerte.

Kramp-Karrenbauer, anunció hoy sorpresivamente a la cúpula del partido en Berlín su renuncia tanto a la jefatura de la CDU como a la candidatura por la sucesión de la canciller alemana, Angela Merkel, después de que esta termine su actual mandato.

La también ministra de Defensa afirmó que renunciará a la presidencia de la CDU y que no será candidata a canciller por su partido a fin de que continúe existiendo la posibilidad de que ambos cargos queden en una sola mano.

Según el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, la política conservadora tiene la intención de seguir siendo ministra de Defensa. «La canciller apoya de todo corazón que la Sra. Kramp-Karrenbauer siga siendo ministra de Defensa», añadió Seibert hoy.

Un portavoz del partido dijo anteriormente que el escándalo que involucra a la extrema derecha en el estado de Turingia parece haber sido, para Kramp-Karrenbauer, la gota que colmó el vaso.

Esta mujer, de 57 años, que pasó de la política local en el pequeño estado federado sureño de Sarre a asumir un papel de liderazgo a nivel nacional, fue elegida como candidata para el cargo de canciller incluso antes de ser elegida presidenta de la CDU en 2018, como parte del plan de Merkel de retirarse gradualmente de la política alemana.

Las próximas elecciones se esperan para 2021. Sin embargo, AKK, como se la conoce coloquialmente por las iniciales de su nombre y apellido, fue golpeada desde entonces por varios escándalos, sobre todo después de una votación en la legislatura de Turingia la semana pasada, en la que miembros de la CDU votaron junto a la extrema derecha para elegir al jefe de Gobierno regional.

Por su parte, Kramp-Karrenbauer indicó que planea un proceso de selección para el futuro candidato a canciller de la CDU en el verano (boreal), antes de entregar las riendas del partido. Fuentes del partido explicaron a dpa que AKK no informó a la cúpula de la CDU sobre su decisión de retirarse.

De acuerdo con fuentes partidarias, el impactante anuncio de Kramp-Karrenbauer fue recibido con un largo silencio por sus colegas conservadores y nadie se atrevió a subir al ring para ser el principal candidato en la elección del partido más fuerte de Alemania.

El vicepresidente de la CDU, Armin Laschet, considerado como un posible candidato a canciller, no estuvo presente en la reunión.

Otras fuentes afirmaron que Merkel dijo hoy que Kramp-Karrenbauer debe seguir teniendo un papel en el gabinete alemán.

Kramp-Karrenbauer es actualmente Ministra de Defensa, cargo a menudo visto como difícil debido al obsoleto equipamiento militar y a la posición muchas veces conflictiva del país acerca de la participación en intervenciones militares en el extranjero.

Kramp-Karrenbauer sufrió su primer escándalo poco después de ser elegida presidenta del partido a finales de 2018, cuando hizo un chiste desubicado sobre baños intersexuales.

Luego se enfrentó a una ola de críticas tras haber pedido una regulación más estricta de las redes sociales a consecuencia de que Rezo, un joven «youtuber» de 26 años, publicara un vídeo de una hora de duración con fuertes críticas a la CDU.

Más recientemente, los intentos de Kramp-Karrenbauer de aumentar su credibilidad internacional, incluyendo un plan para una zona de seguridad en Siria, país devastado por la guerra, fracasaron.

La crisis de Turingia, estado federado del este alemán que carece de Gobierno regional desde octubre, parece haberla derribado finalmente, tras las críticas de que demostró un liderazgo débil en respuesta a esta cuestión.

Kramp-Karrenbauer también se ha visto presionada por su negativa a tratar tanto con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) como con el partido La Izquierda, que ganó la votación de Turingia pero que tuvo problemas para formar una coalición.

La colaboración con la ultraderechista AfD se considera una línea roja para los partidos políticos alemanes, y muchos partidos clásicos argumentaron que La Izquierda no puede equipararse con la AfD, a la que se acusa de dar cobijo a simpatizantes nazis y alimentar el antisemitismo.

Los partidos del estado federado de Turingia continúan manteniendo conversaciones hasta hoy a fin de encontrar una salida a la crisis de Gobierno después de que el liberal Thomas Kemmerich, el candidato votado por la CDU, la AfD y el Partido Liberal FDP, dimitiera bajo una inmensa presión.

Berlín, 10 feb (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.