Home / Actualidad / Cosas que deberíamos saber sobre las medidas contra el llamado “Turismo Social”

Cosas que deberíamos saber sobre las medidas contra el llamado “Turismo Social”

viktoria schmid 21Debido a la tormenta mediática desatada -sobre todo en España-  por las medidas anunciadas por la Gran Coalición para limitar el abuso a las prestaciones sociales, en Destino Alemania hemos querido aclarar la información sobre el tema. Para eso, tenemos como invitada a Viktoria Schmid, parlamentaria de la CDU en Baden-Württemberg.



¿Nos podría aclarar cuál es la base de estas medidas contra el llamado „Turismo Social“?

Alemania es la locomotora del crecimiento en Europa y nuestro mercado de trabajo atrae a muchas personas de países comunitarios. Junto a empleados bien cualificados y universitarios, también vienen muchas personas sin formación, especialmente de países del este de Europa. La mayoría de los ciudadanos comunitarios que vienen a Alemania hacen uso de su derecho de libre circulación de acuerdo con las leyes nacionales y europeas. Para nosotros es bueno, puesto que en muchos sectores se necesitan estas personas. Por otra parte, también se ha observado que ha aumentado el abuso de  las “ayudas sociales” por parte de una minoría de ciudadanos comunitarios. Desgraciadamente, también en este caso hay muchas personas del este de Europa, una situación que tiene que ver con las condiciones de pobreza de esos países. Este llamado “Turismo Social” provoca indignación en Alemania. Por ejemplo, en el caso de actas de nacimiento falsificadas para recibir el “Kindergeld(Ayuda a la infancia) o supuestos de “trabajadores autónomos” no registrados como tales. En Gobierno federal ha querido reaccionar con un paquete de medidas que pretende evitar el abuso de estos derechos. Sin embargo, esas medidas no suponen ningún cambio para todo aquel que respete la regulación sobre las ayudas sociales.

Según las noticias, esta medida afectaría a todos los ciudadanos europeos. ¿No habría conflicto con la libertad de movimiento en la UE?

No, no va a cambiar nada sobre la libre circulación en Europa. Es uno de los pilares básicos de la Unión Europea. Pero es importante dejar claro que la libertad de movimiento tampoco es ilimitada. En los contratos europeos, solo los ciudadanos europeos que tengan medios suficientes para mantenerse, bien sean empleados, autónomos o gente que no trabaja, entran dentro de la legislación sobre esa libertad de movimiento. El objetivo de esta regla es evitar una emigración a sistemas sociales de países que tengan un alto nivel de garantías sociales. No se menciona expresamente a los que están en busca de trabajo. El Tribunal Europeo reconoció el libre derecho de circulación en varias sentencias a personas en busca de trabajo, para que lo buscasen en otros países europeos. Pero los países miembros tienen derecho a concretar este espacio de tiempo en un periodo razonable. Exactamente eso es lo que Alemania ha querido hacer ahora al fijar esos seis meses como periodo. Además, aquellos que estén buscando trabajo no tendrán que abandonar Alemania, mientras puedan probar que siguen buscando activamente trabajo y que tienen perspectivas de encontrar un empleo.

Usted es diputada en el parlamento de Baden-Württemberg, un estado donde “prácticamente” no existe el desempleo. ¿También hay casos de este “Turismo social” en su estado?

Sí. También  han aumentado mucho las solicitudes de ayuda social en Baden-Württemberg.  Lógicamente, no todo son abusos. Por ejemplo, el que haya trabajado en Alemania un año y después se queda en paro, tiene todo el derecho a las prestaciones. Por supuesto que los ciudadanos comunitarios tienen también derecho a la “ayuda a la infancia” mientras sea verdad que los niños existen.

Actualmente hay muchos españoles en Alemania buscando trabajo. ¿Cómo deberían imaginarse su futuro, si después de seis meses no encuentran trabajo, por ejemplo por las dificultades del idioma?

Como he dicho, la libre circulación existe para todos los autónomos, trabajadores o cualquier persona que puedan mantenerse a largo plazo. En eso, las reglas no han cambiado. El que no encuentre trabajo en Alemania a los seis meses tendrá que hacerse la pregunta de cómo va a continuar.  Por ejemplo, un curso de idioma en su propio país le sería de gran ayuda para tener mejores opciones en Alemania.

Pese a estos titulares, en Alemania se habla de una “Cultura de Bienvenida” (Willkommenskultur)  respecto a los inmigrantes. ¿Qué es exactamente y cómo se puede entender en el contexto de las medidas aprobadas?

El concepto de “Cultura de Bienvenida” se refiere en el debate alemán, sobre todo, a los inmigrantes de “países no comunitarios”. Por ejemplo, en el caso de inmigrantes procedentes de países islámicos hay grandes reservas por ambas partes ante la verdadera integración en la sociedad alemana. Ni siquiera los alemanes han terminado de aceptar que, entretanto, el Islam forma parte de Alemania tal y como dijo el ex presidente Wulff. Frente a los inmigrantes procedentes de países comunitarios, no existen esas reservas.

¿Podría darse un conflicto entre la política destinada a captar mano de obra cualificada y esta nueva regulación?

En mi distrito electoral se puede hablar con razón de pleno empleo. Sin embargo, tenemos el problema de la falta de mano de obra cualificada, que a veces frena la inversión. En mis visitas a empresas se ha hablado repetidamente de ello. Alemania necesita mano de obra cualificada y titulados universitarios. Sin embargo, hay que prepararse bien si se quiere venir a Alemania. El que venga sin saber el idioma y con una idea vaga de lo que quiere hacer lo tendrá más difícil. Pero si hace un curso de alemán en España y comienza a contactar con posibles empresas que le den trabajo, tendrá mejores oportunidades.

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.