Home / Actualidad / Economía, la baza de Merkel para ganar último test electoral regional

Economía, la baza de Merkel para ganar último test electoral regional

industry-970805_1280La canciller alemana, Angela Merkel, recuperó hoy su mantra de equilibrio presupuestario con vistas a las elecciones regionales que mañana se celebran en Renania del Norte-Westfalia en las que su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), aspira a imponerse en un bastión socialdemócrata.


La mandataria acusó al Gobierno liderado por una coalición de socialdemócratas y verdes de hacer política “a base de crédito”, señalando que la deuda de este estado federado del oeste de Alemania, el más populoso con cerca de 18 millones de habitantes, es superior a la deuda conjunta del resto de regiones del país, un total de 15.
“Algo no va bien aquí”, declaró hoy Merkel ante un millar de simpatizantes durante un mitin electoral celebrado en la ciudad de Aquisgrán.
Unos 13 millones de votantes están convocados a las urnas este domingo en Renania del Norte-Westfalia, en unas elecciones consideradas como unas “mini generales” que podrían marcar una tendencia para el 24 de septiembre, cuando Merkel se presente en busca de un cuarto mandato, desafiada por el líder socialdemócrata y ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz.Los últimos sondeos confirman la remontada de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel en esta región de tradicional dominio del Partido Socialdemócrata (SPD) y pronostican resultados muy similares entre los dos grandes partidos alemanes.”La CDU ofrece algo diferente a lo que ofrece el Gobierno regional socialdemócrata-verde”, señaló la mandataria en un último intento por convencer a los votantes indecisos que mañana domingo tienen una cita con las urnas en uno de los estados alemanes más golpeados por el desempleo.Renania del Norte-Westfalia cerró el año 2016 con una deuda pública que ascendía a cerca de 180.000 millones de euros (196.180 millones de dólares).

Merkel enfrenta los últimos comicios regionales con cierta tranquilidad después de que su partido encadenase dos victorias consecutivas en las elecciones del Sarre (26 de marzo) y de Schleswig-Holstein (7 de mayo).

Su rival, el socialdemócrata Martin Schulz, estará sin embargo sometido a más presión, dado que podría perder el poder en un territorio que tradicionalmente ha gobernado su partido, que es además su “patria chica”.

Por lo tanto, un revés en este “Land” de amplio electorado en la clase obrera podría acabar con las ilusiones del ex presidente del Parlamento Europeo de derrotar a Merkel en septiembre.

Aquisgrán (Alemania), 13 may (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.