Home / Actualidad / ¿Es cierto que los alemanes son más productivos?

¿Es cierto que los alemanes son más productivos?

Huelga decir que no se puede generalizar y que la diferencia entre los alemanes y cualquier otra persona no radica en el lugar en el que han nacido sino en la cultura con la que han crecido. Porque sí, todos en algún momento de nuestras vidas hemos escuchado que los alemanes son de los más productivos y que su día les cunde más. Aunque haya excepciones esto es cierto y en Alemania se ha conseguido que los trabajadores acaben por ser más productivos para las empresas, incluso cuando hacen menos horas por semana que en otros países. Y esto, ¿cómo es posible?

  1. Menos horas, pero máxima eficacia. No es que los españoles, por poner un ejemplo, no seamos trabajadores, simplemente no vemos cómo algo tan extraño el mirar el teléfono personal de vez en cuando o por qué no mandar algún que otro WhatssApp. Al final, son pequeñas distracciones, pero sí que marcarán la diferencia. Cuando un alemán están en su puesto de trabajo no hay nada más que hacer y llegan en ocasiones a dejar sus móviles personales en taquillas para mantenerlos alejados y sólo acceden a ellos en sus pausas reglamentarias. Obviamente a ninguna empresa la gustará que sus empleados pierdan el tiempo de una u otra forma, simplemente es que en Alemania son algo menos tolerantes con esto.
  2. Son directos. Ocurre que, en ocasiones, se tiene una problemática y se trata de dar rodeos para sacar ese tema o bien se habla con intermediarios para tratar de dar con una solución. Lo más habitual en Alemania es que cuando se tiene que hablar de un asunto con una persona en concreto se haga, así sin más. Siempre mantienen un tono educado y muy formal pero optan por eliminar todo tipo de susceptibilidades.
  3. Vida personal vs. vida laboral. Al final se pasan tantas horas en el trabajo que es normal que se acaben por estrechar lazos, al menos es lo más habitual en España. En Alemania no es que sean asociales pero prefieren mantener sus vidas como en compartimentos separados y cuando acaban su trabajo desconectan de todo lo que guarde relación con éste. Además, suelen tener unos 24 días hábiles para el descanso así que pueden volver con energías renovadas y dispuestos a dar el 100%
  4. Respeto por la maternidad. Digamos que los alemanes rinden más en sus trabajos porque se sienten más valorados así que entienden que eso es lo que deben hacer para mantener el nivel de vida que llevan y para que la sociedad en la que se desenvuelven también perdure. Por ejemplo, la maternidad se puede prolongar en hasta tres años (aunque hay una reducción del importe mensual a medida que pasa el tiempo) y el puesto de trabajo se guarda para el regreso.
  5. Horario de comidas. Las comidas, como casi todo lo que hacen en su día de trabajo, no es más que un quehacer más de esa jornada y resulta bastante extraño el ver que una de ellas se alarga más de lo necesario en las tan conocidas sobremesas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.