Home / Actualidad / Eurocríticos desembarcan en primer Parlamento del oeste alemán

Eurocríticos desembarcan en primer Parlamento del oeste alemán

building-275233_1280

Hamburgo, imagen del paseo en el centro de Hamburgo

Los euroescépticos desembarcaron por primera vez en un Parlamento del oeste de Alemania, según el recuento total de votos de los 1.780 distritos electorales en las elecciones celebradas hoy en la ciudad-estado de Hamburgo, un bastión que retuvo la socialdemocracia que gobierna el país como socio menor de la canciller Angela Merkel.



Los eurocríticos de Alternativa para Alemania (AfD) obtuvieron un 6,1 por ciento de los votos, claramente por encima del mínimo de cinco por ciento necesario para la representación parlamentaria e ingresarán como sexta fuerza en el Parlamento hamburgués. La formación fundada hace dos años en protesta por los rescates europeos entró el año pasado en tres hemiciclos regionales en el este del país, con resultados en torno al diez por ciento, y tiene diputados en el Parlamento Europeo.

El presidente de la AfD, Bernd Lucke, interpretó el éxito como señal para las próximas citas electorales en el oeste germano. “En Alemania oriental es más fácil conseguir votos por que los electores no están tan atados a un partido. Ahora hemos demostrado que podemos también ser exitosos en una ciudad liberal y abierta al mundo como Hamburgo”.

De esta forma parece cada vez más posible aquello que los líderes conservadores Franz Josef Strauss y Helmut Kohl intentaban evitar a toda costa: que surgiera una fuerza política de relevancia a la derecha de las uniones demócrata y socialcristiana.

Los comicios de Hamburgo también marcaron la resurrección del vapuleado Partido Liberal (FDP). Tras remontar en las encuestas que los ubicaban en diciembre en el dos por ciento en la intención de voto, los liberales lograron mantenerse en el hemiciclo hamburgués, con 7,4 por ciento y festejaron el primer éxito en dos años.

“Este resultado tiene una importancia enorme para todo el FPD”, celebró el presidente de los liberales, Christian Lindner. El partido que enarbola el libre mercado perdió desde comienzos de 2013 todas las elecciones, incluidas las generales de 2013, para quedar representado en sólo seis de 16 hemiciclos regionales.

La cita electoral de Hamburgo ratificó en el poder al Partido Socialdemócrata (SPD) liderado por el popular alcalde Olaf Scholz, con un 45,7 por ciento de los votos. Tras conocer los resultados, el ex ministro alemán de Trabajo prometió continuidad en la labor gubernamental.

“Hamburgo será también en los próximos años una ciudad gobernada de manera fiable”, aseguró el político, cuyo perfil sobrio y de tecnócrata es comparado con el de Merkel a nivel nacional.  Hamburgo ha sido gobernada por los socialdemócratas de forma ininterrumpida de 1957 hasta 2001 y a partir de 2011 tras un interregno de casi diez años de la democracia cristiana de Merkel. El ingreso de la AfD en el Parlamento dejó a Scholz sin la mayoría absoluta. Scholz anunció que entablará negociaciones con Los Verdes, que consiguieron 11,9 por ciento de los votos y mejoraron ligeramente frente a 2009.

La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel sufrió su peor revés, con 15,9 por ciento de los votos, seis puntos menos que hace cuatro años. Según los institutos demoscópicos, la CDU perdió muchos votantes, especialmente mayores, en favor de los socialdemócratas, atraídos por la imagen serena del alcalde y su competencia en temas económicos. El Partido La Izquierda, por su parte, reunió un 8,5 por ciento y mejoró sensiblemente frente al 6,4 por ciento de cuatro años atrás.

Unos 1,3 millones de los 1,7 millones de habitantes de Hamburgo habían sido llamados a las urnas para renovar el Parlamento, pero la participación electoral fue de entre 54,0 y 55,5 por ciento, la más baja hasta ahora en Hamburgo. Los resultados definitivos serán dados a conocer mañana lunes debido al complejo sistema de votación.

Los comicios de Hamburgo no tienen gran relevancia a nivel nacional, si bien representan un soplo de confianza para los socialdemócratas, que forman gobierno en 14 de 16 regiones pero a nivel nacional no salen del 25 por ciento en la intención de voto. Si el SPD se alía con Los Verdes, la Gran Coalición de democristianos y socialdemócratas de Merkel perdería los votos de Hamburgo, pero los democristianos desde hace tiempo que dejaron de ser mayoría en la Cámara Alta o de las Regiones (Bundesrat).

La segunda y última cita electoral de este año en Alemania se celebrará el 10 de mayo en Bremen, una ciudad-estado de tradición socialdemócrata.

Hamburgo, 15 feb (dpa) 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.