Home / Actualidad / Guerra entre Merkel y su ministro del Interior a cuenta del islam

Guerra entre Merkel y su ministro del Interior a cuenta del islam

horst-seehofer-350309_1280La canciller alemana, Angela Merkel, comenzó su cuarto mandato librando un enfrentamiento directo con su ministro del Interior a cuenta de la posición que el Gobierno germano debe mantener en relación con el islam y los cuatro millones de musulmanes que residen en el país.

“El islam pertenece a Alemania”, repitió la mandataria desde Berlín, respondiendo a la afrenta que su compañero de Gabinete y miembro de su bloque conservador, Horst Seehofer, había lanzado en una entrevista publicada este viernes en el diario “Bild”, en la que sentenciaba que esta religión no forma parte de la potencia europea.

Los musulmanes que viven en Alemania pertenecen a Alemania, señaló la dirigente. “De igual manera pertenece su religión a Alemania, es decir el islam”, proclamó a renglón seguido.

Con estas declaraciones, Merkel dio un golpe de autoridad ante el nuevo ministro del Interior, a quien ya muchos consideran que se convertirá en su peor enemigo en la próxima legislatura, a pesar de que Seehofer es miembro del partido hermano bávaro de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la canciller.

Tan solo dos días después de asumir el cargo, el nuevo titular de Interior reavivó un debate que ya años atrás había generado polémica en el país pero que ahora se daba por zanjado.

Sus palabras hacen prever que, al igual que ocurrió en los últimos años, Seehofer seguirá siendo un aliado díscolo y uno de los mayores críticos de la canciller.

“En Alemania hay una gran influencia del cristianismo. De ahí que los domingos no se trabaje, que se respeten los festivos cristianos y otras tradiciones como la Pascua, Pentecostés o las Navidades”, agregó Seehofer en la entrevista publicada por el diario más vendido de Alemania.

De acuerdo con Seehofer, los musulmanes que residen en Alemania pertenecen al país pero, según recalcó, esto no significa que la potencia europea se tenga que ver obligada a renunciar a sus costumbres y tradiciones.

“Debemos sentarnos en una mesa con organizaciones musulmanas y buscar el diálogo (…). Mi mensaje reza lo siguiente: los musulmanes deben convivir con nosotros, no a nuestro lado o frente a nosotros”, recalcó tras anunciar que había convocado la celebración de una Conferencia del Islam para abordar los problemas de integración que sufren los musulmanes en Alemania.

Seehofer, que durante los últimos nueve años gobernó con mayoría absoluta la próspera y conservadora Baviera, afeó en numerosas ocasiones a Angela Merkel debido a su política de puertas abiertas con los refugiados, llegando a convertirse en su aliado más crítico.

En el pasado reciente, en su condición de dirigente del estado al que llegó la mayoría de refugiados en 2015, no dudó en censurar su gestión en público de una manera humillante, incluso sin importarle que la canciller estuviera presente.

Ahora, ya como ministro, pocos en Berlín dudaban de que volverá a presentarle batalla a Merkel pero casi nadie pensaba que sería tan pronto.

En 2010, el entonces presidente de Alemania Christian Wulff afirmó que el islam pertenece a Alemania. La frase generó un gran debate en el país pero posteriormente la canciller alemana terminó por hacerla suya y la repitió públicamente en más de una ocasión. Ya por aquel entonces, Seehofer reprobó tal afirmación desde su sillón de Gobierno en Múnich aunque con menos eco que ahora, dado su carácter de líder meramente regional.

Por María Prieto (dpa) Berlín, 16 mar (dpa)

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.