Home / Actualidad / Los productos típicos de la Navidad alemana

Los productos típicos de la Navidad alemana

Gluhwein

Una taza de ‘glühwein’

La Navidad es una época en la que la gastronomía juega un papel protagonista y fundamental. A continuación, os dejamos los productos navideños más típicos de Alemania.

GLÜHWEIN

El tradicional Glühwein es un vino caliente típico de los mercadillos navideños de Alemania y el mejor aliado para combatir el frío glacial mientras se visitan los puestos. Se trata de una mezcla muy dulce de tinto con azúcar, especias y limón.

La idea de condimentar el vino ya la compartían los antiguos griegos, pero se extendió cuando los romanos difundieron la cultura del vino en toda Europa. El vino en su forma pura era más bien ácido y, por lo tanto, se refinaba bastante a menudo con miel, hierbas, frutas o especias. Esto no solo mejoró su sabor, sino que aumentó significativamente su durabilidad debido al azúcar de la miel.

La primera vez que se registró un vino caliente fue en el ejemplar de cocina de Apicius, un afamado autor romano de libros de recetas de la antigüedad. Así, como un verdadero tesoro, el glühwein se comercializó a finales de la Edad Media y ha perdurado hasta la actualidad.

DRESDNER CHRISTSTOLLEN

Stollen

Dos porciones de ‘Dresdner Christstollen’

El Dresdner Christstollen es un pan dulce compuesto de pasas, almendras dulces y amargas, cáscara de naranja, limón, mantequilla, harina, agua y levadura. Estos exquisitos ingredientes deleitan a todos los amantes de la pastelería, convirtiéndose a lo largo de los siglos en una de las delicias navideñas más populares.

El Christstollen se originó en la Edad Media como una comida de vigilia en los monasterios durante el periodo de adviento. En principio no contenía frutos secos hasta que un panadero se los añadió para adornar el pan original, lo que dio lugar a la variante de Dresde, el Dresdner Christstollen, que en la actualidad es una denominación de origen y una marca registrada.

LEBKUCHEN

Jengibre

Una ‘lebkuchen’

El lebkuchen o pan de jengibre es una galleta de Navidad con una larga tradición, pues se conoce desde la antigüedad. Las primeras referencias escritas son del año 350 a.C. Entonces, estos pasteles se comían durante todo el año y no solamente en Navidad.

Alrededor del siglo XII el pan de jengibre adquirió la forma actual. Fue inventado en la ciudad belga de Dinant y rápidamente se extendió a Aquisgrán y los monasterios de Franconia.

Así, el pan de jengibre se hizo cada vez más popular y siguió extendiéndose a los centros comerciales más importantes como Núremberg, Augsburgo, Ulm o Colonia. El pan de jengibre ha sobrevivido hasta nuestros días y se refleja en la gran cantidad de variedades que existen.

123

Dos tazas de ‘Feuerzangenbowle’

FEUERZANGENBOWLE

Es una variante de ponche típico de estas fiestas navideñas. Se fabrica con vino tinto seco, naranjas, limones, canela, anís estrellado, clavo de olor, ron y un pan de azúcar.

La cantidad de cada ingrediente que se necesita para realizarlo varía según el gusto.

PLÄTZCHEN-ZIMTSTERNE

Zimt

Varias ‘Zimtsterne’

Los Plätzchen –diminutivo de Platz que quiere decir ‘pastel de forma plana’- son un tipo de galletas que se consumen sobre todo en Navidad.

Hay muchísimos tipos -entre los más conocidos se encuentran las galletas Spekulatius o las Zimsterne, que son unas estrellas de canela-. Las Zimsterne proceden de la región de Suabia y están hechas a partir de claras de huevo, azúcar, al menos un 25% de almendras, canela y, como máximo, un 10% de harina.

Colonia (Alemania), 27 dic (MJ García)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.