Home / Actualidad / “Me gustaría que se reconociera más la labor del músico en Alemania”

“Me gustaría que se reconociera más la labor del músico en Alemania”

IMG_6176Violista y profesora de violín, Teresa Pardo estudió año y medio en Colonia  y tras terminar la carrera en Valencia hizo las maletas y se vino definitivamente hace tres años a la ciudad renana. Compagina su trabajo como pedagoga en la Rheinische Musikschule Köln con actuaciones esporádicas. Por ejemplo, para la Filarmónica de Colonia, donde tocó la semana pasada .

¿Qué le llevó a Alemania?

Tras estudiar en Valencia, quería seguir perfeccionándome y aquí los conservatorios superiores tienen mucho más prestigio que en España. Además en Colonia conocía ya a un profesor, así que decidí hacer el posgrado. Es una decisión que toman muchos músicos, continuar los estudios en el extranjero.

¿Alemania es siempre la primera opción?

No, tiene fama para instrumentos de cuerda, pero conozco a gente que se encuentra en Londres, Suiza o EEUU. Eso depende también de la situación económica de cada uno. Además nadie se va a ciegas, es decir, en mi caso, si no hubiera conocido al profesor, no me hubiera presentado aquí. Un músico no va a estudiar a una ciudad concreta, si no que va a estudiar bajo la tutela de un profesor concreto. En esta profesión cada uno recibe clases individuales de instrumento, entonces la relación que tienes con un profesor es muy estrecha, así que uno elige la ciudad en función del profesorado.

Ya tiene experiencia laboral en España y Alemania. ¿Qué diferencias encuentra entre ambos países?

Básicamente el sueldo, porque la seguridad es la misma. Aquí un profesor cobra más por hora de clase.

Como profesora de violín ¿Dónde ha notado más entrega o pasión por parte de los alumnos?

En España. Allí la enseñanza media está reglada de una cierta manera, tiene prueba de acceso, se evalúa al alumno en cada curso. En España, además, las plazas son limitadas, por lo que se te exige un mínimo de talento. Sin embargo aquí en Alemania está organizado de otra forma, es una escuela pública donde los padres pagan una cuota, pero no está reglada en función de cursos, contenidos, objetivos… no hay exámenes y la exigencia que les puedo pedir no es la misma. Por tanto el nivel es más bajo. En Colonia tengo por supuesto alumnos muy interesados en aprender, que se lo toman en serio pero hay otros que se apuntan más como una actividad extraescolar. Eso sí, la enseñanza superior  tiene mucho más prestigio en Alemania. Viene gente de todo el mundo porque el profesorado es muy bueno.

¿Qué destaca de la vida como músico en Alemania?

Aquí en Colonia, concretamente, hay mucha oferta musical, mucha vida. Cada iglesia de cada pueblecito tiene su organista. Hay bastantes conciertos y en las grandes ciudades hay una gran oferta cultural. También es cierto que no hay un culto a la música clásica tan exagerado como muchos piensan, pero sí que es cierto que Alemania es un foco de música clásica por su tradición musical.

¿Y cómo ve el panorama musical aquí?

Hace poco leí un reportaje de músicos en mi situación, con contrato por horas, y hablaba de precariado. Es un tema delicado, porque es una carrera que dura muchos años. Un músico se pasa media vida estudiando y, sin embargo, luego el trabajo no está tan bien remunerado como la gente se piensa. En Alemania está mejor pagado que en España, cierto, pero aquí la mayoría tiene un contrato por horas y yo lo veo algo precario. Que estemos en el siglo XXI y si estás enfermo no cobres, me parece un atraso… Me gustaría que se reconociera más la labor del músico, del artista en general. Es una carrera muy vocacional, nos encanta nuestro trabajo, pero también tenemos que vivir de algo.

Lleva ya más de 3 años en Alemania. A largo plazo, ¿Dónde se ve?

Buena pregunta. A mí me gustaría volver a España en un futuro, aquí estoy muy a gusto pero creo que hay mayor calidad de vida allí, por el clima sobre todo. Y el estar cerca de la familia y amigos… Eso sí, volvería con unas condiciones mínimas, porque la situación allá es insegura. Aquí también, pero al menos cobras un poco más. Me gustaría volver con un trabajo en un funcionariado, entrar en un conservatorio como profesor. El problema es que hay mucha gente y pocas plazas.

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.