Home / Actualidad / Miles desfilan con trajes típicos en el Oktoberfest de Múnich

Miles desfilan con trajes típicos en el Oktoberfest de Múnich

Unas 9.000 personas vestidas con atuendos típicos de Alemania y otros países europeos participaron hoy en Múnich del tradicional desfile de la famosa Oktoberfest, uno de los mayores del mundo.

Foto de pixabay

La marcha por las calles de la capital bávara incluyó miembros de asociaciones de tiro, bandas de música y carruajes ornamentados. La columna de siete kilómetros avanzó hasta el «Wiesn», el predio donde se lleva a cabo la célebre fiesta de la cerveza.

Grupos de diferentes regiones de Alemania pero también invitados de Austria, del Tirol, Italia, Suiza, Noruega, Hungría, Bulgaria, Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina también formaron parte del desfile.

Ataviados con coloridas vestimentas regionales e históricas, los participantes presentaron sus costumbres y artesanías tradicionales. Muchos de los costosos trajes y sombreros fueron elaborados a mano.

En el marco de la marcha se pudo contemplar la danza de los fabricantes de barriles de cerveza, que recuerda a los toneleros que salieron a la calle en el siglo XVI después de la peste para animar a la gente con su baile.

Halconeros con sus aves y cazadores también participaron en el festejo, que incluyó una joven que representaba a la figura de culto «Bräurosl», hija de un cervecero medieval.

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, y el primer ministro bávaro, Markus Söder, desfilaron en carruajes de honor.

El carruaje de Söder estuvo adornado con rosas blancas y azules, los colores muniquenses.

El vehículo que transportaba al jefe del «Wiesn», Clemens Baumgärtner, también fue ornamentado en blanco y azul. Baumgärtner tuvo a su lado como invitada de honor a la presidenta de la comunidad israelita de Múnich y Alta Baviera, Charlotte Knobloch.

El sábado, Reiter inauguró con una tradicional ceremonia la edición número 186 de la que es considerada la mayor fiesta popular del mundo.

La Oktoberfest se celebra desde 1810 en Múnich y surgió con motivo del matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo.

Desde entonces la fiesta evolucionó hasta convertirse en un símbolo de Múnich y de Alemania en el extranjero.

Múnich, 22 sep (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.