Home / Actualidad / Ministro alemán advierte de restos de munición de guerra en el mar

Ministro alemán advierte de restos de munición de guerra en el mar

El ministro del Interior del estado federado de Schleswig-Holstein, Hans-Joachim Grote, quiere liberar el Mar del Norte y el mar Báltico de restos de municiones de la Segunda Guerra Mundial.

Foto pixabay

“En las costas alemanas aún se encuentran cerca de dos millones de toneladas de torpedos, minas y explosivos peligrosos. Los expertos estiman que solo tenemos 20 años para extraer del mar y desactivar estas peligrosas y oxidadas bombas de tiempo”, señaló Grote, a la vez presidente de la Conferencia de Ministerios del Interior a la asociación de periodistas Redaktionsnetzwerk Deutschland (RND).

La eliminación de la munición de guerra es una tarea de relevancia nacional, indicó. Ya hoy existe el peligro de que se deban clausurar extensos tramos de playa a causa de minas submarinas arrastradas por las marea o por fugas de fósforo, comentó Grote.

“Restos de munición de guerra amenazan a sectores económicos enteros”, advirtió el ministro. “Minas y bombas pueden destruir tuberías submarinas, dañar parques eólicos, dificultar la navegación marítima y hacer imposible el turismo en algunos lugares”, detalló.

Grote anunció que propondrá la lucha contra los restos de munición de la Segunda Guerra Mundial como tema en la Conferencia de Ministros del Interior de los estados federados que tendrá lugar en junio en la ciudad norteña de Kiel, a orillas del mar Báltico.

“Para mí, este tema atañe directamente a la seguridad nacional”, enfatizó.

La asociación de periodistas RND remitió a datos del Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marítima del Instituto Alfred Wegener, que indican que solo en territorio alemán se encontrarían 1,6 millones de toneladas de armas convencionales y 300.000 toneladas de armas químicas.

Estas últimas contienen neurotoxinas tales como gas mostaza y gas sarín. Algunas de ellas se encuentran a menos de 20 metros de distancia de la playa.

Kiel (Alemania), 14 feb (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.