Home / Turismo / ¡Nos vamos de ruta!

¡Nos vamos de ruta!

830px-Romantische_Strasse_Fahrradweg_BeschilderungYa se va divisando poco a poco en el horizonte el verano en Alemania, y es mucho lo que nos ofrece el país germano para esta época del año. Hoy os vamos a hablar de las “Ferienstrassen” o de  las “Ferienrouten”, que son las calzadas o rutas dispuestas para el turista y para el autóctono a lo largo y ancho de todo el país.

En toda Alemania existen 150 de estas rutas. Comenzaron a hacerse populares a lo largo de los años 50 del pasado siglo. Las rutas se iban formando en la medida en la que los municipios, las comunidades hoteleras y las asociaciones de ciertas regiones decidieron unirse. Estas determinaban un tramo y le atribuían un tema, entre los que predominaban el geográfico y el histórico.

Ésta se convirtió asimismo en una magnífica manera de comercializar los monumentos y las zonas que en aquel momento podían ser más desconocidas del país, en otras palabras, se buscaba “turistizar” la zona.

A pesar de llevar tantos años en activo, algunas de estas rutas y otras nuevas han sabido renovarse respecto a la temática. Algunas son rutas para los amantes de las motos (Motorradstrasse), el fútbol  e incluso el golf. Gracias a esta renovación se ha conseguido enganchar a nuevas generaciones de turistas.

Muchas de estas rutas son auténticas bellezas de la naturaleza. Entre todas ellas probablemente la más popular sea la “Romantische Straße”. La ruta discurre desde el rio Main (Meno) hasta los Alpes, cubriendo 420 kilómetros desde Würzburg hasta Füssen. El paisaje está en constante cambio: valles, bosques, praderas y por último las montañas. Destacan en el camino Würzburg y su excelente vino, el valle del Tauber y Rothenburg, el Ries, las regiones del Lechfeld y del Pfaffenwinkel con su famosa “Wieskirche”, una de las grandes joyas del rococó alemán, y los castillos de Hohenschwangau y de  Neuschwanstein,  emblema de la Walt Disney Pictures.

holiday-694507_1280Esta ruta es ideal para hacerla tanto en coche o en motocicleta (siguiendo los característicos carteles marrones). También cabe la posibilidad de realizarlo en bicicleta a lo largo de 460 km (siguiendo los caminos señalizados con carteles verdes) o a pie (500 km de senderos marcados por carteles azules).

Este camino en especial, sumando todas sus localizaciones recibe 25 millones de visitas al año, lo cual quiere decir que no os vais a encontrar solos allí precisamente. Aun así, las vistas, la gente y la gastronomía hacen de esta ruta una visita obligada.

Y vosotros, ¿conocéis alguna ruta más de este tipo que merezca la pena en Alemania?

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.