Home / Actualidad / ONG alemana se siente “traicionada” por invención de muerte refugiado

ONG alemana se siente “traicionada” por invención de muerte refugiado

welcome-refugees-1032253_1920 La invención de un voluntario de la organización “Moabit hilft” (Moabit ayuda) de la muerte de un refugiado sirio después de pasar días enfermo a las puertas de los servicios sociales de Berlín ha conmocionado a la ONG, que aseguró hoy que se siente “traicionada”.



“El voluntario no recuerda exactamente todo, ya que en ese momento estaba ligeramente ebrio. Si eso tranquiliza su conciencia, la nuestra no”, afirmaron los responsables de la ONG berlinesa en una declaración a los medios después de que la Policía desmintiera a última hora del miércoles la historia inventada por el voluntario y que conmocionó a la capital alemana.

“Nos sentimos traicionados”, aseguró la fundadora Diana Henniges. “Lo sucedido tiene consecuencias en la confianza de todas las iniciativas de ayuda a los refugiados en Alemania”.

El voluntario había publicado en Facebook que el martes se llevó a su casa a un refugiado sirio de 24 años que padecía una fuerte fiebre y se encontraba haciendo cola a la intemperie en la Oficina de Sanidad y Asuntos Sociales (Lageso) de la capital alemana.

Además dijo que después de que su estado empeorara, una ambulancia acudió al domicilio para trasladarlo. Sin embargo, agregó, el hombre sufrió un paro cardiaco en el camino y en el hospital sólo pudieron certificar su muerte.

Después de que la Policía informara que el voluntario había reconocido en el interrogatorio que se lo había inventado, se disculpó en su cuenta de Facebook. Posteriormente volvió a bloquear su perfil en la red social y actualmente no se puede contactar con él. “Ha desaparecido”, indicó Henniges.

“Hemos originado una verdadera tontería”, afirmó sobre una historia que se extendió como la pólvora sin dar tiempo a comprobar si realmente había o no un muerto. “Todo el mundo se creyó la historia”, recordó. “Esto quiere decir que un escenario así no es tan improbable”.

En una primera reacción en Facebook de “Moabit hilft”, la organización se mostró “consternada” y reconoció que no sabe qué es lo que pudo empujarle a inventarse una historia como ésta.

El responsable de Interior de Berlín, Frank Henkel, reclamó consecuencias legales contra él. “Es una de las acciones más miserable y pérfida que yo haya vivido jamás”, afirmó. “Las autoridades de Berlín tuvieron que buscar al muerto inventado durante horas con gran presión”, agregó.

Berlín, 28 ene (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.