Home / Actualidad / Pfand, Kegeltour y algunas curiosidades más sobre Alemania

Pfand, Kegeltour y algunas curiosidades más sobre Alemania

bolera¿Es cierto que los alemanes se descalzan antes de entrar en sus casas o en las de sus vecinos o amigos? ¿Por qué si reciclan envases de plástico les devuelven dinero? A continuación, la respuesta a estas preguntas y otras tantas curiosidades sobre Alemania.

MÜLLER

En Alemania, al coger el teléfono en una casa particular la gente dice su apellido a secas. No se dice ni ‘Ja, bitte’ ni ‘Hallo’ ni nada por el estilo. Simplemente Müller o como sea el apellido de la persona que habla.

KEGELTOUR

Así se llama el viaje que hacen los miembros de un Kegelclub. Estos clubes están formados normalmente solo por hombres o solo por mujeres y cada uno tiene su propio nombre. Suelen quedar una vez al mes por la tarde para jugar a los bolos.

Esos encuentros no tienen lugar en centros comerciales o lugares de ocio, ya que gracias a la popularidad de este deporte en Alemania, muchos de los Kneipen, los típicos bares de barrio alemanes, tienen una Kegelbahn o pista de bolos, donde se puede jugar mientras se bebe cerveza y se cena. Cuando pierdes una partida tienes que pagar una multa, que van todas a un fondo común y cuando se ha recaudado suficiente dinero se suele hacer un viaje, el famoso Kegeltour.

SCHUHE AUSZIEHEN

En Alemania tienen la costumbre de quitarse los zapatos antes de entrar a las casas. Al entrar de la calle, los zapatos se guardan bien en el pasillo de la entrada o fuera de la casa, en el descansillo. Lo hacen para mantener las casas más limpias, ya que durante gran parte del año llueve y también para estar más cómodos.

TRINKGELD

Generalmente se suele dar una cantidad considerable de propina en los cafés, los restaurantes, los hoteles e incluso también a los taxistas y a los peluqueros. El importe puede variar, pero suele ser un 10% sobre el total.

PFAND

Desde 2003 los fabricantes, embotelladores e importadores de bebidas en Alemania están obligados por ley a cobrar por cada envase de bebida un importe llamado Pfand. El minorista debe pagar un Pfand por vender las bebidas y a su vez se lo tiene que cobrar como suplemento al consumidor final. Cuando el consumidor compra botellas o envases de bebidas paga el Pfand en los supermercados y lo recupera cuando devuelve los envases.

Con ese sistema se consigue que las botellas y las cajas en las que se transportan las bebidas se reciclen o se usen de nuevo. En los supermercados hay máquinas para devolver los envases retornables que suman el importe y expiden un ticket con el que se puede pedir el dinero en la caja o que se descuenta en la próxima compra.

IMBISS

Son los puestos móviles donde ofrecen comida sencilla típica alemana para comerla rápidamente y normalmente de pie. La palabra imbiss proviene del alemán antiguo imbizan, que quería decir ‘dar un mordisco’.

Aquí encontraremos las típicas salchichas alemanas como las Frankfurter Würstchen o las Currywurst, salchichas asadas con salsa picante de curry. Aparte, también puedes encontrarte Frikadellen, que son como los filetes rusos pero con trozos de cebolla.

CULTURA DEL CUERPO LIBRE

En 1898 se creó en la ciudad alemana de Essen la primera asociación nudista del mundo. En 1900 se expandió el nudismo, die Nacktkultur, en el contexto de un movimiento contestatario que buscaba un cambio en el estilo de vida, así como protestar contra la creciente urbanización e industrialización.

En 1920 se abrió la primera playa nudista oficial de Alemania en la isla de Sylt y el hábito de bañarse desnudo se extendió. Durante la época del nacionalsocialismo esta práctica fue prohibida, pero más tarde tomó de nuevo impulso. En la actualidad, el nudismo forma parte del día a día en Alemania y mueve importantes cifras en el sector turístico.

SCHREBERGÄRTEN

En muchas ciudades de Alemania es muy frecuente encontrar pequeñas parcelas con diminutas cabañas y huertos donde los alemanes cuidan de sus plantas, mantienen un pequeño huerto, hacen barbacoas y socializan con sus vecinos.

Muchos de estos huertos se encuentran a ambos lados de las vías del tren y se llaman Schrebergärten por el pedagogo alemán Dr. Daniel Gottlob Moritz Schreber, quien en 1869 alquiló una pequeña parcela en medio de la ciudad de Leipzig para que sus alumnos pudiesen cultivar plantas haciendo frente a los avances de la industrialización.

Colonia (Alemania), 30 ene (MJ García)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.