Home / Actualidad / Políticos alemanes quieren rescatar el tratado de desarme INF

Políticos alemanes quieren rescatar el tratado de desarme INF

Foto Pixabay

Los encargados de política exterior de los democristianos y socialdemócratas en el Parlamento alemán quieren presentar una propuesta a Rusia y Estados Unidos para evitar una nueva carrera armamentista en Europa, según informó hoy el dominical «Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung».

El encargado de política exterior y defensa del grupo democristiano, Roderich Kiesewetter, y el vice presidente de la bancada parlamentaria del Partido Socialdemócrata, Rolf Mützenich, instaron a Moscú a estacionar sus misiles del tipo SSC-8 en una zona tan al este de Rusia de modo que no puedan alcanzar a Europa.

A cambio, Kiesewetter y Mützenich proponen que se permita a Rusia realizar controles en las instalaciones estadounidenses de lanzamiento de misiles en Europa, en concreto la estación del sistema para interceptar y derribar misiles en Rumanía y la que se está construyendo en Polonia.

Kiesewetter señaló que un desplazamiento de los misiles rusos debería ser asegurado mediante un «régimen de verificación estricto y duradero», ya que las armas podrían volver a ser movidas en dirección a Europa en tren o en camión «prácticamente de la noche a la mañana». Por eso «debería haber un observador permanente al lado de cada misil», subrayó.

Hasta ahora Rusia no ha permitido controles eficientes de sus instalaciones.

El Tratado INF sobre sistemas de misiles nucleares de alcance medio (Intermediate Range Nuclear Forces) fue firmado en 1987 entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Ambas partes se comprometieron a suprimir todos los cohetes balísticos en tierra con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros. Asimismo convinieron que estaría prohibida la producción y los tests de estos sistemas de defensa.

Estados Unidos acusa a Rusia de haber violado el INF con el desarrollo del misil de crucero 9M729. Rusia, por su parte, lo niega y afirma que Washington no respeta el tratado.

Berlín, 3 feb (dpa) 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.