Home / Actualidad / Presidente alemán pide apoyo para funcionarios y políticos amenazados

Presidente alemán pide apoyo para funcionarios y políticos amenazados

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, llamó hoy a los ciudadanos a apoyar a los políticos municipales amenazados y a los representantes del Estado y la sociedad que son atacados por extremistas.

Foto de pixabay

«Tenemos que alzar nuestra voz cada vez que las personas que forman parte de la vida pública son denigradas, ofendidas o escupidas, sean cuales sean los motivos de los cuales se alimentan el odio y la agitación», señaló hoy en la recepción de Año Nuevo en el Palacio de Bellevue, la residencia oficial del presidente alemán, en Berlín.

A la fiesta fueron invitados numerosos representantes de la vida pública y alrededor de 70 civiles comprometidos con actividades de voluntariado. También le desearon buen año al presidente y a su esposa, Elke Büdenbender, la canciller alemana, Angela Merkel, y la mayoría de los miembros del gabinete.

«Es tarea de los políticos, la Policía y la Justicia proteger también a aquellos que trabajan en oficinas públicas por nuestra comunidad», dijo Steinmeier.

«Pero también es nuestra tarea como ciudadanos y ciudadanas luchar contra el clima de odio y desprecio por las personas, contra el clima en el que ya no puede germinar el compromiso democrático», añadió.

Steinmeier afirmó que si miembros de la policía y los servicios de rescate, empleados de la red pública de transporte, alcaldes y alcaldesas o concejales son atacados, amenazados o incluso agredidos físicamente, esto atañe a todos los demócratas de la política y la sociedad.

«No puede ser que políticos y políticas comunales pasen noches sin dormir en nuestro país porque se sienten ofendidos o amenazados. No puede ser que se retiren personas de la función pública porque temen por su vida y la de sus familias», añadió.

A fin de año renunció Arnd Foche, el alcalde de años de la comunidad de Estdorf, en el estado federado de Baja Sajonia, por ataques de extremistas de derecha. Entre otras cosas, los extremistas habían cubierto su auto de esvásticas.

Berlín, 9 ene (dpa)