Home / Actualidad / Tres escenarios posibles tras el fracaso de la formación de gobierno en Alemania

Tres escenarios posibles tras el fracaso de la formación de gobierno en Alemania

El fracaso de las conversaciones Bundestagentre conservadores, liberales y ecologistas para formar en Alemania un nuevo Gobierno encabezado por la canciller, Angela Merkel, deja a día de hoy solamente tres escenarios posibles:

Gobierno en minoría

En Alemania, la ley no estipula un plazo límite para las negociaciones entre los partidos llamados a formar una coalición de Gobierno. Sin embargo, la decisión de los liberales del FDP de no formar Gobierno deja sobre la mesa la posibilidad de que Merkel decida gobernar finalmente en minoría. La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel fue el partido más votado en las elecciones del 24 de septiembre, pero no obtuvo los votos suficientes para liderar en mayoría. La canciller alemana siempre ha rechazado un Gobierno en minoría por la inestabilidad que ello conlleva para la mayor economía de Europa. Si optara finalmente por este camino podría pedir ayuda al Partido Socialdemócrata (SPD) para sacar adelante determinados puntos en las votaciones en el Parlamento.

Gran coalición

Otra posibilidad en base al resultado electoral de finales de septiembre sería reeditar la gran coalición entre el SPD y los conservadores que gobernaba hasta ahora. Sin embargo, esta opción es altamente improbable debido a la decisión de los socialdemócratas de volver a la oposición tras cuatro años de Gobierno con Merkel que les hizo sufrir el peor resultado de su historia en unos comicios. Hasta ahora siempre han insistido en que si fracasaban las negociaciones entre conservadores, liberales y ecologistas habría que convocar nuevas elecciones porque ellos no cambiarían de opinión.

Nuevas elecciones

El presidente de Alemania, como jefe del Estado, está llamado a tomar la iniciativa para proponer a un candidato para el cargo de canciller. Según estipula la ley, debe hacerlo “dentro de un plazo razonable”.

Lo lógico es que el jefe del Estado, Frank-Walter Steinmeier, espere a que los partidos anuncien si están dispuestos a sellar o no la alianza. No obstante, en caso de indefinición, como sucede ahora, el presidente federal puede exigir celeridad en el proceso y fijar una fecha límite para la proposición de una persona para el cargo de canciller.

La ley estipula que independientemente de si las formaciones han logrado o no ponerse de acuerdo para formar Gobierno, el presidente nombrará a un aspirante que se someterá al voto del Bundestag. En la primera votación, se exigirá que el candidato haya sido votado por mayoría absoluta.

Si no logra la mayoría absoluta, el Bundestag dispone de dos semanas para, dado el caso, elegir a otra persona. Aquí también se exigirá que sea votado con mayoría absoluta. De no lograrse tendría lugar una última votación en la que sería suficiente con una mayoría relativa. Así, se convertiría en canciller aquel candidato que logre el mayor número de votos.

Berlín, 20 nov (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.