Home / Vivir en Alemania / Unas pequeñas bases importantes

Unas pequeñas bases importantes

alemania integracion

 

Buenos días a todos, Irene está aquí de nuevo, del blog Alemania entre bastidores, y hoy vengo con una entrada un tanto controvertida.

Últimamente estoy leyendo en las redes sociales una cantidad de comentarios despectivos ante este país sin precedentes.

Que si esto es una mierda.

Que si los alemanes se sienten superiores a ti.

Que si nos tratan con mucho desprecio.

Que si son todos unos bordes.

Que si, que si.

 

Permitidme que sea un poco abogado del diablo.

 

Está claro que los que tienen malas experiencias no van a decir lo maravilloso que es el país, venid! Todos somos bien recibidos! Aquí cada cual cuenta lo que ha vivido, pero lo que si que es verdad es que las malas experiencias pesan para muchos bastante más que las buenas, y al final muchas veces tan solo te quedas con lo malo.

 

Dejemos claro que por aquí no es oro todo lo que reluce ni atan los perros con longanizas, ni mucho más cerca de la realidad. En España nos han vendido mucho la moto diciendo que en Alemania hay trabajo. Que no digo yo que eso no sea verdad, pero me parece que no han contado todo lo que deberían de haber dicho. Hay un pequeñísimo detalle que hace de la emigración un calvario, es algo que se debe de suponer, pero saber, en Alemania se habla alemán, y que nos os cuenten cuentos chinos, aquí con el inglés vas a defenderte si vienes de turista o tienes la grandísima suerte de trabajar para una empresa multinacional, sino vas a tener que pasarte varios meses en la inopia hasta que consigas entender algo de lo que dicen.

Porque es bastante complicado que te contraten en alguna empresa sin que sepáis al menos medio defenderos en el idioma. Que como ya he dicho, hay gente con suerte y paran en empresas donde se habla en inglés, pero esos son la gran minoría.

 

Emigrar siempre es algo duro, pero lo es más si es a un país nuevo y todo se dificulta un poco más aún cuando encima es un idioma que nos suena tan poco conocido como el alemán.

Los primeros meses no van a ser fáciles, pero gente, eso es algo con lo que tenéis que contar cuando vayáis a venir. No os van a ofrecer trabajo nada más poner un pie en el aeropuerto. Vais a tener que moveros, buscar y buscar. Y de nuevo eso solo lo podréis hacer si sabéis hablar el idioma. Soy muy plasta, lo sé, pero de verdad, que el desconocimiento de la lengua del lugar hace que la situación empeore mucho más y la adaptación sea más complicada de lo que ya es.

 

Con esto llego a otro punto a resaltar, la adaptación. Señores esto es Alemania!!! No estamos en España, es otro país, con otra cultura, otra forma de ver la vida, las cosas se hacen de una forma diferente y tenemos que adaptarnos al entorno. Donde fueres haz lo que vieres. Y si aquí no se cruza con el semáforo en rojo, pues te esperas.

No digo que haya que hacerlo todo a pies juntillas, pues hay muchas cosas que chocan, nos resultan muy extrañas y algunas veces nos cuentas entenderlas, pero hay que intentar adaptarse a las nuevas situaciones lo mejor posible, pues eso, os aseguro, nos va a ayudar muchísimo en poder sentirnos acogidos por los autóctonos, o al menos un poquito.

 

No podemos pretender imponer nuestras ideas, cultura y forma de hacer las cosas en un país que ya tiene las suyas. Y soltar un “es que en España se hace así”, me parece perfecto, pero repito de nuevo que esto es Alemania. Hay que abrirse a la nueva cultura, conocer nuevas tradiciones, nuevas formas de ver las cosas, y quizás, con el paso del tiempo, os deis cuenta que esperar a que el semáforo se ponga en verde no es algo tan malo como parecía al principio.

 

Que si los alemanes nos tratan mal, eso es como todo, habrá algunos que si y habrá otros que no, pero lo que nunca podemos hacer es generalizar.

En mi caso personal, llevo aquí ya más de un año, trabajo en una clínica de fisioterapia y el 80 % de mis pacientes son alemanes, pues en todo este tiempo aún no me he sentido en ningún momento despreciada por ser española. Nadie me ha puesto mala cara o me han mirado con superioridad.

¿Más de un año y sin ningún tipo de problema? Si.

Amigos míos de varias nacionalidades si que han tenido algún encontronazo pero hay una frase muy sabía que siempre me ha dicho mi padre, y es que no ofende el que quiere, sino el que puede.

Porque es muy raro que tras un año nunca nadie me haya lanzado alguna puntillita, es posible que si que lo hayan hecho, pero como ya me ha dicho alguna amiga, no he querido sentirme ofendida, así que simplemente he pasado de su comentario y he llegado a otra de las grandes frases de mi padre, dos no discuten si uno no quiere. Y aquí paz y después gloria.

 

Si vais predispuestos a sentiros ofendidos o a buscar dobleces en cualquier comentario, tenéis unas posibilidades muy altas de encontrároslo.

Está claro que imbéciles hay en todas partes, por aquí, en España y en cualquier sitio al que vayáis, la cuestión es como os tomáis vosotros las cosas.

 

Porque si vais con una sonrisa en la cara, muy posiblemente sea lo que os devuelvan, las buenas maneras, buenos modales y una actitud positiva siempre van a atraer eso mismo. Pero la predisposición a la ofensa y los malos pensamientos nunca van a producir algo bueno.

 

Estáis en Alemania, buscando trabajo, no encontráis nada, os estáis empezando a deprimir y tenéis mucho tiempo libre, demasiado. Haced algo!! Gastar el tiempo en cosas que os mantengan la cabeza ocupada, buscar grupos en Facebook que hagan salidas, españoles, alemanes, da lo mismo, lo que sea, pero no os quedéis en casa pensando en lo mala que es vuestra situación. Nunca se sabe a quien se va a conocer, pero sobretodo, como dice mi madre, en este caso, gente parada malos pensamientos. Y vaya si tiene razón.

 

No quiero ponerme en plan sabelotodo, ni mucho menos, pero estas son las cosas que yo he hecho y la verdad es que por ahora no me ha ido nada mal. Podría ir mejor? Por supuesto que si, pero como ya os dije, emigrar es duro y los principios nunca son fáciles.

 

Así que si queréis venir a Alemania, mis consejos:

 

Venir con una cierta base de alemán o en caso de que no pueda ser así, apuntaros lo antes posible a algún curso. En todo el país existen cursos de integración para gente que no habla alemán, y en algunos casos son incluso gratis. Tan solo tenéis que informaros de donde se hacen. No se como va en cada Estado, pues quizás sea diferente, pero imagino que si vais a alguna escuela de idiomas os podrán informar de si ellos ofrecen el curso o donde tenéis que ir. En alemán se dice Integrationskurse.

 

Tener en la cabeza la idea de que esto es un país nuevo, con su propia cultura e intentar adaptaros al entorno lo antes posible.

 

Esto parece una tontería, pero a mi me ha ayudado bastante. Dar vueltas por la ciudad, conocer vuestro barrio, iros al centro, pasear por las calles. En resumen, ser capaces de orientaros, saber donde estáis, dónde está vuestra casa y como llegar a ella. Esa sensación de sentirse perdido es bastante mala, y crea muchísima inseguridad.

 

Por último, salir de casa, de nuevo, conocer gente, apuntaros a quedadas, hacer amigos. Como ya digo, en Facebook hay un millón de grupos, y en los españoles en (cualquier ciudad) siempre podemos encontrar a alguien que esté en una situación parecida a la nuestra y se muera por conocer gente nueva. El momento en el que te ves solo en una ciudad nueva puede resultar un poco agobiante, y eso de ver el móvil y tener a alguien con la que puedes quedar en algún momento, da una sensación de seguridad increíble.

 

Poco más tengo que decir, valorar las cosas, vuestra situación actual, y si al final tomáis la decisión de venir no os desesperéis, hacer las cosas paso a paso con una actitud positiva, pues así todo será mucho más sencillo.

 

Un saludo!!

 

Un comentario

  1. He vivido en varios países ya y comparto absolutamente tu opinión. Permíteme dos comentarios más:
    1. En Berlin no hay mucho trabajo (aunque la ciudad es muy interesante y atractiva), mejor ir a otras ciudades que también son bonitas
    2. Si sabeís algo de alemán, no os quedaís solamente entre Espanoles – cuesta, pero ayuda muchísimo juntarse con gente del lugar o con extranjeros de países no hispano-hablantes
    Un saludo,
    Verena

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.