Home / Actualidad / Unos tímidos avances apuntan a la reedición de la Gran Coalición en Alemania

Unos tímidos avances apuntan a la reedición de la Gran Coalición en Alemania

El Partido Socialdemócrata de BundestagAlemania (SPD) ha abierto la puerta a reeditar junto con el bloque conservador de Angela Merkel la gran coalición de la legislatura anterior, lo que acercaría el fin de la crisis política abierta en el país para la formación de Gobierno.

El líder del SPD, Martin Schulz, ha anunciado que consultará a las bases si están dispuestos a sellar nuevamente, como socio menor, una alianza con la formación dirigida por la mandataria, una opción a la que él venía negándose desde las elecciones del pasado 24 de septiembre.

Con este tímido avance, el incierto panorama político que se abrió en la primera economía europea el domingo, cuando los liberales abandonaron de manera sorprendente las negociaciones para formar Gobierno con el bloque conservador y Los Verdes, parece que empieza a despejarse.

Dejando a un lado el “no” categórico que venía manteniendo desde los comicios legislativos, Schulz se ha mostrado dispuesto a sentarse a dialogar, aunque ha puntualizado que no cabía esperar “automatismos en ninguna dirección”.

El expresidente del Parlamento Europeo ha anunciado la consulta entre la militancia socialdemócrata tan solo dos horas después de que se confirmara un encuentro la próxima semana entre el SPD y el bloque conservador de Merkel, que se verán a petición del jefe de Estado, Frank-Walter Steinmeier, según una portavoz de su oficina.

Con este nuevo escenario, en la primera economía europea se aviva la esperanza de avanzar en la reedición de una gran coalición de Gobierno que, a priori, parecía descartada.

La misma noche electoral, Schulz anunció que descartaba esa posibilidad, después de que su partido obtuviera el peor resultado de la historia de la posguerra en unos comicios generales, con sólo el 20,5% de los votos. El líder socialdemócrata insistió en esa postura incluso después de que el domingo se confirmara el fracaso de la alianza tripartita.

FORZADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS

Sin embargo, Schulz se ha visto forzado a reconsiderar su posición tras las presiones recibidas en los últimos días, también de miembros de su partido, que apelaban a la responsabilidad hacia el electorado alemán.

El giro de 180 grados dado por el socialdemócrata no se explicaría sin la intervención del presidente federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien el jueves se reunió con Martin Schulz y, aparentemente, le persuadió de dar su brazo a torcer y de no torpedear un posible acuerdo con Merkel.

Despojado de su carácter meramente protocolario, el jefe del Estado asumió en la última semana un papel central en la política alemana al poner en marcha una ronda de contactos con los líderes de las principales formaciones en aras de impulsar la formación de Gobierno y evitar la convocatoria de nuevas elecciones.

Con el paso dado hoy por el SPD, Merkel, que gobierna ininterrumpidamente Alemania desde 2005, toma aire y mantiene la esperanza de encadenar una transición tranquila de cara a un cuarto mandato consecutivo. Si nada se tuerce, la dirigente lograría permanecer en la cúspide del poder en Alemania y en el ámbito internacional hasta el final de lo que se prevé que será el fin de su carrera política.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.