martes, julio 7, 2020
Inicio Actualidad Supermercados clásicos crecen más que los de bajo coste en Alemania

Supermercados clásicos crecen más que los de bajo coste en Alemania

Las grandes cadenas de supermercados clásicos en Alemania aumentaron el año pasado su facturación de manera más marcada que las de supermercados de bajo costo, según un estudio de mercado del instituto de investigación del consumo GfK difundido hoy.

Foto de pixabay

De acuerdo a ese sondeo, Edeka, Rewe y demás supermecados de alta gama aumentaron su facturación en 2019 en alrededor de un tres por ciento. Los supermercados de descuento como Aldi y Lidl, en tanto, solo lograron un incremento del 0,9 por ciento.

Los investigadores de mercado del GfK explicaron que los consumidores reclaman hoy «que además de precios aceptables haya una atmósfera agradable para comprar y una oferta atractiva de productos ecológicamente sustentables» y que las grandes cadenas de supermercados están respondiendo mejor a esas demandas.

De acuerdo con GfK, los consumidores compraron en total menos bienes de consumo pero muchas veces productos de mayor calidad. El crecimiento en la facturación del comercio de productos alimenticios en 2019 se atribuye a este desarrollo.

Según los expertos, esto se debe al aumento de los salarios reales en Alemania. Si en 2009, a la pregunta de cuál era su situación económica, solo un 27 por ciento de los hogares respondía que podían «permitirse casi todo», ahora esa cifra asciende ya al 42 por ciento.

Al mismo tiempo, cayó del 26 al 17 por ciento la cantidad de hogares que consideran que «no se pueden permitir casi nada».

La consecuencia es, según el GfK, que a la hora de comprar el 55 por ciento de los consumidores busca sobre todo calidad y sólo el 45 por ciento se orienta sobre todo por el precio. Hace diez años la proporción aún era inversa: el precio era más importante para la mayoría que la calidad.

Los investigadores precisaron que sobre todo para los consumidores jóvenes es importante que los productos sean frescos, provengan de la región, hayan sido confeccionados a mano y su compra implique apoyar a pequeños productores.

De todas maneras, más aún que los supermercados crecieron en 2019 las droguerías, que alcanzaron un aumento en su facturación del 4,6 por ciento. Según el GfK, eso se debe también a que pusieron fin a su guerra de precios.

Núremberg (Alemania), 4 feb (dpa)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here