lunes, julio 13, 2020
Inicio Actualidad Conviviendo con el coronavirus en un hospital alemán

Conviviendo con el coronavirus en un hospital alemán

Alemania ha entrado más tarde que otros países de Europa en la crisis del coronavirus pero ya es una realidad que tiene a gran parte del país sin saber bien cómo reaccionar. Belén Barrera Aranda, una médica española que reside en Alemania desde hace algunos años, lo está viviendo en carne propia y avisa, en conversación con Funk Radio, de que aún no se han dado cuenta de la gravedad: «En Alemania no se está viviendo el caos de España. Se nota un desfase pero poco a poco va llegando».

Para Belén, internista y urgencióloga, el camino de salida solo tiene una dirección y es el de «asumir la situación con respeto y con responsabilidad». Antes de que estallase la crisis, Belén tenía, literalmente, las maletas hechas para volver a España, pero una llamada del hospital de Merheim, al este de Colonia, le hizo ponerse en primera línea de fuego, en urgencias. «Hago falta. Irme a España ahora mismo no solamente no es posible sino que sería irresponsable», aclara. 

LA FALTA DE INFORMACIÓN, EL GRAN PROBLEMA

El día a día en urgencias, como ocurre en países como España o Italia, no está siendo nada fácil, sobre todo por los malos hábitos de la gente. «Lo que se está viendo es el ápice de un problema que llevamos observando los médicos desde hace tiempo y es que la gente está dejando de saber abastecerse o cuidar de sí misma en unos niveles muy sencillos. Yo sé lo que tengo que hacer cuando tengo un resfriado, no me lo tuvieron que decir en medicina, que una gripe no tiene tratamiento y que se cura en casa, bebiendo mucha agua y reposo y si hace falta paracetamol. Y la gente eso no lo sabe. Es impresionante la falta de información sanitaria que existe», afirma con rotundidad. 



El desconocimiento ha llegado hasta tal punto que han habido casos de gente que ha acudido a urgencias sin ningún síntoma. «Como una chica que nos dijo que se tomó una cerveza con una amiga que estuvo en España hace dos semanas y no sabía si iba a tener coronoavirus ¡y sin ningún síntoma!», recuerda Belén, que no da crédito ante la falta de empatía. «En casos así te echas las manos a la cabeza. Entre vestirte o o desvestirte puedes echar 10 minutos en urgencias y eso es mucho tiempo. Incluso si tuvieses coronavirus, no se puede hacer nada en el hospital. Para sintomatología ligera, a menos que se esté en fallo multiorgánico o fallo respiratorio, nosotros en el hospital no podemos hacer nada. Solo podemos recomendar ir a casa, beber agua, tomar paracetamol si lo necesitas y aislarse», enfatiza.

Hace poco, los hospitales de Colonia sufrieron el robo de 50.000 mascarillas, un incidente que también ha trastocado su labor en Merheim. «Era toda la reserva que teníamos», lamenta. «Me tocó guardia y la situación fue dramática porque teníamos que ir con nombre y apellidos a pedir mascarillas porque hay tan pocas que no sabemos si habrá para todos». 

«LO PRINCIPAL ES QUE LA GENTE NO SALGA A LA CALLE»

Belén, dentro de la gravedad de la situación, intenta no perder el buen humor.

Además de trabajar a destajo en urgencias, Belén también saca tiempo para asesorar a todo el que quiera a través de sus redes sociales y así poner de su parte para evitar el colapso ya que «todo este volumen de gente que sale, aunque no estén enfermos como para que no lo atendamos con un tratamiento, es consumo de material ya que tenemos que organizar una zona asilada, usar mascarilla y batas de un solo uso, y eso es material que está escaseando a nivel mundial».

Mientras que en España o Italia existe ya la prohibición de estar por la calle salvo por cuestión de máxima necesidad, en Alemania, de momento, solo Baviera ha decretado el Ausgangssperre (toque de queda). Con todo, Belén lo tiene claro: «Lo principal es que la gente no salga a la calle. Como individuo y comunidad deberíamos asumirlo. No es nada loco. Si antes nos pedían que fuésemos al frente a combatir por nuestro país, ahora nos piden que nos quedemos en el sofá de nuestra casa. Es factible. Que la gente no se tome esto en serio es muy triste. Podemos contener este virus». 

Y no solo se trata de no salir de casa, una situación que Belén considera como «una oportunidad de mirar hacia dentro y cuidar de nuestra salud mental», también es importante, añade, «mantenerse informado y no caer en la vorágine de pánico y no comprar más cosas de las que son necesarias. Si compramos cantidades ingentes no hay para otra gente». Así que ya saben, háganle caso. 

Puedes escuchar la entrevista completa con Belén Barrera Aranda en nuestro ESPECIAL de Funk Radio ‘Coronavirus en Alemania’:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here