lunes, julio 6, 2020
Inicio Actualidad Alemania debate sobre un subsidio para la compra de autos nuevos

Alemania debate sobre un subsidio para la compra de autos nuevos

Incluso sin alicientes a la compra, de acuerdo con una encuesta reciente, la reticencia de los alemanes a comprar autos nuevos va cediendo.

Foto de pixabay

Sin embargo, la discusión acerca de subsidios estatales en forma de primas de compra para impulsar nuevamente las ventas continúa previo a las consultas del martes sobre un nuevo paquete coyuntural del Gobierno alemán.

El primer ministro del estado federado de Baviera, Markus Söder, donde se concentra gran parte de la industria automotriz, subrayó en declaraciones al dominical «Welt am Sonntag» su pedido de incentivos para la compra de coches nuevos: «De esta forma eliminamos coches viejos del mercado y los reemplazamos por coches limpios de la generación más nueva», apuntó.

El pedido de primas de compra como apoyo en medio de la crisis proviene especialmente de los fabricantes de automóviles y estados federados con industria automotriz como Baja Sajonia, Baden-Wurtemberg y Baviera. 

Las asociaciones de defensa del medio ambiente rechazan estos subsidios. Uno de los puntos más controvertidos es si deberían ser promovidos coches a motores diésel o de gasolina. Para los autos eléctricos o híbridos ya existen este tipo de primas de compra.

De acuerdo con Söder, con esta prima sugerida por Baviera, Baja Sajonia y Baden-Wurtemberg se deberían promover coches modernos que emiten menos CO2.

«A la vez podríamos promover la infraestructura de carga para la movilidad eléctrica haciendo que el Estado asuma el 50 por ciento de los costos de los puntos de carga privados», dijo Söder.

Los críticos de esta prima dudan entre otras cosas de su efecto. El presidente de la Asociación Alemana de Fabricantes de Maquinaria (VDMA, por sus siglas en alemán), Carl Martin Welcker, advirtió en declaraciones a la «Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung»: «Las primas a la compra de autos y subvenciones individuales similares funcionan de forma selectiva, discriminan a otros productos y tienen un efecto de arrastre».

En su opinión, para fomentar la demanda tienen más sentido medidas como la promoción de la investigación y desarrollo así como exenciones impositivas.

El sábado también surgieron voces críticas desde los partidos gobernantes. El jefe de la Unión Económica y de Medianas Empresas de los partidos conservadores CDU/CSU, Carsten Linnemann, dijo a «Die Welt» que si se llega a esta prima, será «un ejemplo de cómo se impone el lobby en Alemania».

Por su parte, la Federación de la Industria Alemana (BDI) apoya a los fabricantes de autos. El presidente de la BDI, Dieter Kempf, pidió en declaraciones al «Welt am Sonntag» una prima de este tipo para autos eléctricos así como para vehículos con motores a combustión.

Añadió que los ejes de esta promoción deben ser la inversión y la protección del clima. «Por eso tiene sentido impulsar también vehículos con motores de combustión más modernos y eficientes mientras esto no diluya los incentivos existentes para la movilidad eléctrica», opinó.

Una encuesta de la consultora McKinsey reveló que de 100 personas que querían comprar un auto nuevo en Alemania antes de la pandemia, 79 sostienen actualmente ese plan.

Más de 1.000 ciudadanos fueron entrevistados entre el 9 y el 17 de mayo. A principios de abril, solo el 58 por ciento de los interesados en comprar un coche nuevo indicó seguir con esa intención, a mediados de abril la cifra había aumentado al 68 por ciento.

Berlín, 31 may (dpa)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here