Home / Actualidad / Coronavirus es más mortal que la gripe

Coronavirus es más mortal que la gripe

El nuevo coronavirus es diez veces más mortal que la gripe, señaló hoy Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch (RKI), en base a datos recabados hasta ahora sobre la enfermedad pulmonar causada por el denominado SARS-CoV-2.

Foto de pixabay

Wieler explicó que la probabilidad de morir de gripe es de 0,1 a 0,2 por ciento, pero en el caso del coronavirus esta tasa es de entre 1,0 y 2,0 por ciento.

El 80 por ciento de pacientes que contrajeron el coronavirus presentan síntomas leves, pero un 15 por ciento contrae gravemente la enfermedad pulmonar Covid-19. «Esa cifra es alta», comentó el experto.

El RKI de Berlín está especializado en la identificación y prevención de enfermedades.

Wieler señaló que la medida más importante si sube el índice de contagios en Alemania es aplicar una estrategia de contención para frenar el brote. «Cada día que pasa, cada semana aumenta la probabilidad de disponer de un agente terapéutico», observó Wieler.

Hasta el momento no existe un fármaco para mantener bajo control al Covid-19. El experto añadió que no se espera contar con una vacuna en 2020, ya que el virus es nuevo.

El especialista subrayó que la contención de la epidemia no solo es un asunto que compete a las autoridades sanitarias con cuarentenas y otros modos de aislamiento; toda la población debería informarse y actuar en lo posible de modo que el virus pueda ser mantenido bajo control.

En el día a día, esto significa permanecer en casa de forma voluntaria ante síntomas tales como tos y fiebre, es decir no ir al trabajo, evitar usar el transporte público y no asistir a eventos con gran afluencia de público.

Asimismo, antes de ir al médico se recomienda llamar por teléfono. «Personas con síntomas muy leves también pueden contagiar a otras», advirtió Wieler, y recomendó a los ancianos permanecer en casa, ya que son más vulnerables porque su sistema inmunológico es más débil y a menudo presentan otras enfermedades previas.

El especialista añadió que para todos vale tener en cuenta recomendaciones muy banales, tales como cubrirse la boca al estornudar con el lado interno del codo en lugar de usar la mano.

Wieler apuntó que una estrategia de contención también podría incluir cancelar eventos y viajes y cerrar grandes alojamientos, acotando que muchas empresas ya tienen preparados planes para enfrentarse a una pandemia, que incluyen trabajar si es necesario desde casa.

El presidente del RKI comentó que en caso de que se extienda una epidemia de SARS-CoV-2 en Alemania, el virus podría quedar descontrolado, pero aún así su propagación podría ser frenada.

«Hasta ahora no hay motivo para que las ciudades sean cercadas por Defensa Civil, y eso tampoco es de esperar», subrayó.

Sin embargo, reconoció que el sistema sanitario alemán llegó a sus límites en la grave epidemia de gripe entre 2017 y 2018, cuando los médicos registraron diez millones de consultas.

En consecuencia, las clínicas tendrían que hacer recortes si se propaga una epidemia de SARS-CoV-2. Por ejemplo, si tienen que atender a muchos pacientes graves de Covid-19, tal vez tengan que posponer operaciones programadas.

Berlín, 27 feb (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.