sábado, septiembre 19, 2020
Inicio Actualidad Primer ministro de Turingia quiere renunciar tras escándalo electoral

Primer ministro de Turingia quiere renunciar tras escándalo electoral

El liberal Thomas Kemmerich, elegido ayer primer ministro de Turingia con el apoyo de la ultraderecha, anunció hoy que quiere renunciar al cargo, y su grupo parlamentario planea pedir la disolución del parlamento, según informaron hoy.

Foto de pixabay

Este paso permitiría la convocatoria a nuevas elecciones en esa región del este de Alemania.

«Con esto, Thomas L. Kemmerich quiere eliminar el estigma del apoyo de la (ultraderechista Alternativa para Alemania) AfD del cargo de primer ministro», señala el comunicado del grupo parlamentario del Partido Liberal alemán (FDP) de Turingia.

«La dimisión es inevitable», señaló por su parte Kemmerich.

El jefe de los liberales en el plano nacional, Christian Lindner, tuvo que enfrentarse a numerosas críticas. Lindner señaló tras el anuncio de Kemmerich que esa era la «única decisión correcta».

El miércoles, Kemmerich fue elegido de manera sorprendente como nuevo primer ministro del estado federado de Turingia en la tercera ronda de votaciones gracias al apoyo de la AfD y de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de la canciller Angela Merkel.

El candidato liberal, cuyo partido apenas había logrado entrar en el parlamento regional en las elecciones celebradas hace unos meses, se impuso sobre el primer ministro saliente Bodo Ramelow, del partido La Izquierda.

Esta es la primera vez que un primer ministro es elegido con votos de la AfD.

También entre los conservadores de la CDU crece la presión por revertir la elección apoyada por los demócrata cristianos de Turingia.

Desde Sudáfrica, donde se encuentra en visita oficial, Merkel calificó la elección de Kemmerich de «imperdonable» y reclamó una corrección, colocándose así de manera indirecta del lado de quienes piden una nueva convocatoria a elecciones.

Aún durante horas de la mañana, Kemmerich había afirmado en un programa de la cadena de televisión ARD que él había sido elegido y que nuevos comicios sólo servirían para fortalecer a los extremos políticos.

«El trabajo comienza ahora», dijo Kemmerich, quien pretendía formar un Gobierno de minoría en conjunto con la CDU, el Partido Demócrata Alemán (SPD) y los Verdes, mas estas dos últimas agrupaciones se negaron.

Tal posible coalición solo podría haber gobernado en Turingia con el apoyo de La Izquierda, del ministro saliente Ramelow, o bien de la ultraderechista AfD.

Erfurt (Alemania), 6 feb (dpa)