Home / Actualidad / 10 cosas que ver en Múnich

10 cosas que ver en Múnich

 

munich-1480745_1920Como hace poco tuvimos el placer de descubrir 10 cosas para ver y enamorarse de Berlín, hemos decidido continuar la serie y esta vez nuestra ruta turística recomendada nos lleva al sur de  Alemania. Concretamente a la capital bávara  de la mano de María Tenorio y Tourenmunich.es


Erigida en 1158 por Enrique el León, Múnich se alza como uno de los destinos más atrayentes de toda Alemania. No solo por su famoso Oktoberfest, sino por su apasionante historia (aquí se sentaron las bases del nacional socialismo) y su notable belleza arquitectónica. La capital bávara ofrece también una innumerable oferta cultural y gastronómica que nunca defrauda al visitante. Como dice el lema de la ciudad,  München mag dich! (A Múnich le gustas), ¿Y a ti?

  1. Marienplatz y el carrillón del Nuevo Ayuntamiento

La plaza de María es el centro neurálgico de la ciudad. El famoso carrillón (Glockenspiel) de la torre del nuevo ayuntamiento logra reunir a cientos de turistas que con expectación esperan a que las dos escenas comiencen a girar sobre sí mismas. El carrillón se pone en movimiento tres veces al día (11.00h, 12.00h y 17.00h). ¡No te lo pierdas! https://www.youtube.com/watch?v=hsfxTyhCzr8

A tan solo unos minutos a pie de Marienplatz, nos encontramos con la iglesia más antigua de Múnich. Una vez arriba, podrás disfrutar del mirador panorámico que ofrece al turista una privilegiada postal del casco histórico. En días despejados pueden apreciarse incluso los Alpes de fondo.

  1. VirtualienMarkt

Originalmente situado en Marienplatz, este mercado al aire libre fue desplazado con el tiempo a una plaza contigua, entre la Peterplatz y la Frauenstrasse. Desde inicios del diecinueve, los más de 100  puestos venden productos frescos regionales: pirámides de fruta y verdura, especias, carnes, quesos y pasteles, entre otros. Además Virtualienmarkt cuenta con un variado surtido de alimentos delicatessen procedentes de todas partes del mundo que satisface las necesidades de todo sibarita.

  1. Frauenkirche

A pocos metros de la Marienplatz se encuentra la catedral de Múnich. De estilo gótico, fue construida en tan solo veinte años en el siglo XV. Sus dos torres coronadas por vistosas cúpulas forman uno de los emblemas de la ciudad germana. Dentro te sorprenderá la “huella del diablo”, quien dice la leyenda, ayudó a financiar la construcción de la iglesia.

  1. Residenz

Utilizado como residencia oficial por la dinastía de los Wittelsbach entre 1385 y 1918,  esta colosal institución es considerada el palacio urbano más grande de Alemania con 10 patios diferentes divididos en 130 habitaciones. Fue destruido casi en su totalidad en la segunda guerra mundial y fue reconstruido más tarde, como tantos otros edificios de Múnich.

  1. Teatiner kircheMúnich en porcentajes

En plena Odeonplatz se localiza la Iglesia de los Teatinos. En 1662 el príncipe Ferdinand y su mujer Enriqueta Adelaida de Saboya, emocionados ante la llegada del primer varón a la familia, Max Emmanuel, quisieron celebrarlo ordenando la construcción de esta joya barroca justo en frente de la residencia real. En su interior te sorprenderá la pulcritud blanca de sus paredes que contrastan con el confesionario y el púlpito en negro.

  1. Districto de los Museos y zona Universität

Llamamiento a los amantes del arte: necesitaréis varios días para recorreros los numerosos museos que conforman esta parte de la ciudad. Alrededor de Königplatz encontramos este conjunto de instituciones que brinda al turista una completa visión del arte desde la prehistoria, hasta la modernidad. Destacan la Glyptothek (focalizado en esculturas griegas y romanas) y la Antikensammlungen (sobre antigüedades). Tampoco te pierdas la Neue Pinakothek (alberga pinturas del siglo XIX), la Alte Pinakothek (reúne una increíble colección de cuadros entre el siglo XIV y XVIII) y la Pinakothek der Moderne.

Muy cerca del distrito de las pinacotecas nos encontramos con la zona Universität, donde se respira una atmósfera centrífuga y juvenil gracias a su oferta recreativa y gastronómica.

  1. Englischer Garten

El jardín inglés es el paraíso de todo muniqués.  Hoy constituye uno de los parques urbanos más grandes del mundo con 373 hectáreas. Sin gran esfuerzo te verás imitando a los locales: te tumbarás en el césped a relajarte o, ¡cómo no!, te irás directo a tomarte unas cervezas en sus Bier Garten, los famosos jardines de la cerveza. No te olvides de ver a los surferos deslizándose sobre la ola artifical que se forma en el Eisbach.

  1. Hofbräuhaus

La célebre cervecería real fue fundada por Guillermo V de Baviera en 1589. Aquí fue donde se proclamaron los 25 puntos del partido nazi. No salgas sin degustar una Weissbier y deleitarte con las clásicas salchichas, el codillo o el schnitzel!

  1. Campo de concentración de Dachau

Fue el primer campo de concentración que estableció el Régimen Nazi en Alemania. A 40 km de la ciudad, podrás rememorar la vida de los prisioneros que sucumbieron a las estridencias del nazismo.

  1. Deutsches Museum

Es reconocido por ser uno de los museos de tecnología e ingeniería más antiguos y grandes del mundo. De ahí que atraiga en torno a 1.4 millones de visitantes al año. A lo largo de sus más de 50 secciones podrás disfrutar de la ciencia de una manera interactiva y apasionante.


Si te quedas con ganas de más…

-Olympia Park

-Palacio de Nymphenburg

-Allianz Arena

-Museo de BMW.

 

Autora: María Tenorio

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.