Home / Actualidad / Con sabor a antaño: cerveceros alemanes apuestan por la tradición

Con sabor a antaño: cerveceros alemanes apuestan por la tradición

beer-926287_1920

Foto: Pixabay

El calor de las calderas se siente ya en el pasillo de ingreso a la Cervecería Goslar, en la ciudad alemana del mismo nombre situada en la comarca del Harz. El aire huele a malta y las fotografías del siglo XIX que decoran las paredes relatan una historia de artesanos y cerveza.

“Es igual que con un plato de comida: a unos les gusta, a otros no”, afirma Arne Kosik. El cervecero de 25 años sirve un vaso de Gose, una cerveza ambarina y turbia con dejos de sal y cilantro.

La tradición y la individualidad son argumentos importantes para muchos aficionados a la cerveza. En 2016 el volumen de ventas de tipos especiales aumentó en ocho por ciento y sumó unos 400 millones de euros, señala Marcus Strobl, de la compañía de investigaciones de mercado Nielsen.

Por el contrario, las variantes pilsen, las cervezas a base de trigo y las de exportación perdieron porcentaje en el mercado. Sin embargo, las cervezas especiales continúan siendo un producto de nicho: su porcentaje dentro de la facturación total de cerveza de casi 7.250 millones de euros es apenas del 5,5 por ciento.

Mucho tiene que ver con la autenticidad y la credibilidad de la marca, señala por su parte Günter Birnbaum, experto en cervezas de la empresa de estudio de mercados GfK. En especial la generación de los “millennials”, es decir quienes hoy tienen entre 20 y 30 años, se inclinan por una marca que cuente una historia, ya que “una marca transporta mundos”, opina Birnbaum.

Un medio de captar clientes es la reactivar tradiciones y hacer referencias al origen del producto. Para ciertas marcas, entre ellas Gose, que se definen por su arte cervecero regional que da prueba de una larga historia, esta tendencia no es nueva. Desde 2009 la facturación de la tradicional cerveza con sal y cilantro de la región del Harz aumentó cada año en entre diez y 15 por ciento.

Hace tres años la gran cervecería Veltins lanzó al mercado una marca completamente nueva en base a una imagen antigua. Con su producto Grevensteiner la empresa revivió un antiguo método de fabricación y presentó un diseño nostálgico con la intención de rememorar el siglo XIX. El resultado: en 2016 las ventas se incrementaron en casi 55 por ciento.

“La vuelta a las raíces sólo funciona como complemento de los tipos de cerveza convencionales”, subraya Ulrich Biene, portavoz de Veltins. La variante pilsen continúa siendo el tipo favorito de cerveza. Si bien experimenta una pérdida del porcentaje de ventas, a este tipo aún le corresponde el cincuenta por ciento de la facturación, observa el experto Strobl, de la compañía de investigación Nielsen.

Las grandes productoras de cerveza estilo pilsen se enfrentan a un desafío cuando desarrollan una nueva marca, agrega Strobl. El experto interpreta el cambio de conducta en el consumo como un movimiento opuesto a la cerveza pilsen. “Parece que los consumidores ahora también miran hacia derecha e izquierda” a la hora de elegir una cerveza, opina Strobl. Los consumidores son curiosos y quieren probar algo nuevo, también porque muchos consideran que el sabor de las cervezas pilsen es bastante similar.

Las cervecerías quieren compensar la disminución general del consumo de cerveza con variantes más costosas. Según la oficina federal de estadísticas, en 1991 los alemanes consumieron unos 113 millones de hectolitros de cerveza, mientras que en 2016 el volumen llegó apenas a los 80 millones. Las cifras del primer trimestre de 2017 también confirman esta tendencia. Las ventas se redujeron en un 2,1 por ciento en relación al mismo período del año anterior.

“Los alemanes fueron cazaofertas durante muchos años”, indica por su parte Günter Birnbaum, de la empresa GfK. Pero el aumento de los precios de las nuevas cervezas no son un gran inconveniente las próximas generaciones de consumidores, ya que éstas disponen del dinero necesario para probarlas, concluye el experto.

Por Jasmin Sarwoko (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.