Home / Actualidad / Recomendaciones: ¿Cómo elegir un coche eléctrico usado en Alemania?

Recomendaciones: ¿Cómo elegir un coche eléctrico usado en Alemania?

Los autos eléctricos aún son bastante caros. ¿Pero qué pasa con los eléctricos usados? ¿Se corren riesgos desconocidos al adquirir uno de segunda mano? “En realidad hay menos cosas a que atender con un auto eléctrico usado que en uno de motor a combustión”, dice Guenther Schuh, catedrático de sistemática de producción de la Universidad Tecnológica de Aquisgrán, en Alemania.

Los motores eléctricos tienen también una buena cantidad de piezas. “Pero no están sometidas prácticamente a desgaste alguno, un motor de este tipo puede funcionar durante décadas”, asegura Schuh. Por otra parte, no es difícil chequear el motor eléctrico: “Si está dañado se lo puede escuchar fácilmente, alcanza con apagar la radio y el aire acondicionado y hacer una prueba de manejo a marcha lenta. Si no se escucha ningún ruido extraño no hay por qué dudar de que está en buenas condiciones”.

Marcel Muehlich, asesor de técnica, tráfico y medio ambiente del Auto Club Europa (ACE), coincide: “En los autos eléctricos no hay fuentes de problemas como la correa de distribución, el embrague o el caño de escape”. El punto crítico de un eléctrico usado es en todo caso la batería. “La capacidad restante de una batería es un factor casi imposible de determinar para un lego”, opina el experto del ACE.

Schuh lo ve de otro modo. Su recomendación: “Comparar la autonomía restante inmediatamente después de una recarga con la ofrecida por el auto nuevo permite ver rápidamente si la batería sigue trabajando con la mayoría de sus celdas o incluso con todas”. De todos modos conviene hacer revisar la batería por un taller especializado, recomienda.

Para el jefe de redacción del portal especializado efahrer.chip.de, Josef Reitberger, es importante ver cuáles son las condiciones de garantía de la primera venta del modelo elegido. Las automotrices alemanas suelen dar una garantía de ocho años o 160.000 kilómetros para el sistema propulsor completo de motor eléctrico, electrónica conexa y batería.

Muehlich también aclara que las baterías de los autos eléctricos son de larga vida útil. “Los modelos actuales pueden pasar por entre 2.000 y 8.000 ciclos de carga antes de perder de modo notorio su capacidad”, dice el experto del ACE. De todos modos hay que tener en cuenta que una vez que llegue la hora del recambio es por lejos la pieza más cara del auto eléctrico, con precios que pueden alcanzar fácilmente los 8.000 euros. Aunque se puede prever que con el tiempo vayan a ser mucho más baratas.

En Estados Unidos se ha verificado que los conductores del modelo Tesla S 85 llegan a conducir 500.000 o aún más kilómetros sin cambiar la batería. Claro que se trata de un modelo de lujo, que aún como usado sigue siendo caro. Vehículos con 200.000 kilómetros pueden cotizarse entre 35.000 y 40.000 euros.

Mucho más conveniente como usado es el Nissan Leaf, el auto eléctrico más vendido en el mundo. Aún para este modelo hay que contar con 10.000 euros para adquirir un coche con 100.000 kilómetros recorridos. El Renault Zoe, en tanto, presenta una singularidad: se vende casi exclusivamente con un alquiler de la batería. Es decir que el comprador tiene que contar con que además del pago al vendedor tiene que afrontar el costo mensual de Renault por disponer siempre de una batería en condiciones.

El Zoe, junto a los Volkswagen E-Up y E-Golf, son autos eléctricos altamente perfeccionados y durables. Y para el BMW i3, que le agrega al motor elétrico un chasis de aluminio y una carrocería de carbono, puede preverse un durabilidad de posiblemente 40 o más años.

En este sentido se puede comprar con tranquilidad un auto eléctrico de segunda mano. Sí se tiene que tener en cuenta que pasarán aún unos años hasta que se pueda encontrar un mecánico especializado en autos eléctricos a la vuelta de la esquina. Por ahora hay que recurrir casi siempre a los talleres autorizados de la marca respectiva.

Por Andreas Koetter (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.