Home / Actualidad / Temor en Alemania por el intento de extorsión a DHL con paquetes bomba

Temor en Alemania por el intento de extorsión a DHL con paquetes bomba

Una comisión de más de 50DHL investigadores policiales busca pistas para dar con el extorsionador que envió dos paquetes bomba y demanda varios millones de euros a DHL, el mayor servicio de mensajería de Alemania y una de las empresas más internacionales del país.

La Policía ha recibido varias decenas de indicios por parte de la población, pero aún no tiene una pista sólida, según una portavoz policial de la ciudad de Potsdam, mientras que en Alemania se multiplicaban estos días las falsas alarmas de paquetes con presuntos explosivos.

Las alarmas saltaron el domingo al comunicar las autoridades del estado de Brandeburgo que un paquete entregado el viernes a una farmacia en Potsdam contenía un artefacto explosivo de fabricación casera y un mensaje extorsivo cifrado contra DHL. El paquete, que en un principio despertó las sospechas de estar dirigido al mercado navideño, fue desactivado por artificieros policiales. A principios de noviembre fue encontrado en las instalaciones de una tienda de ventas online otro paquete similar que se prendió fuego al ser abierto.

NUMEROSAS FALSAS ALARMAS

La Policía recibió el lunes numerosas denuncias de paquetes sospechosos, pero todas resultaron ser falsas alarmas. Lo mismo ocurrió en la sede del Gobierno de Turingia, donde un paquete sin remitente dirigido al mandatario Bodo Ramelow resultó tener dentro un rollo de prospectos y no una granada de mano, como sospecharon los agentes en un principio.

En una oficina de policía de la localidad de Gransee, los artificieros encontraron un budín de Navidad, mientras que en Pritzwalk, en el norte de Brandeburgo, una mujer llamó a la Policía por un paquete en el que se encontró un tubo de gel que había comprado su marido por Internet.

Las autoridades no descartaron que haya más paquetes con explosivos y llamaron el domingo a la población a estar atenta. Además de las denuncias, las autoridades recibieron numerosas llamadas de ciudadanos preocupados.

La Policía busca a testigos que pudieron ver a la persona que dejó el jueves por la mañana el paquete en una estación de DHL en Potsdam. El bulto de noviembre fue despachado en Berlín, según la información oficial.

El remitente de las bombas formuló la extorsión a través de un código QR, un módulo para descifrar información con ayuda de un lector específico. La Policía cree que el o los chantajistas podrían provenir de la zona de Berlín y Brandeburgo.

DHL no se ha pronunciado hasta el momento. El intento de extorsión se produce a las puertas de las fiestas navideñas, en la que se registra la mayor actividad de transporte de paquetes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.