lunes, octubre 19, 2020
Inicio Actualidad Alemanes aún valoran reunificación nacional de manera diferente

Alemanes aún valoran reunificación nacional de manera diferente

 A 30 años de la reunificación de Alemania, los ciudadanos del este y oeste del país todavía perciben aquellos acontecimientos de un modo muy diferente, según el resultado de un estudio de la Fundación Bertelsmann publicado hoy.

El estudio observa que los habitantes de Alemania occidental suelen carecer de una conexión personal con la reunificación, mientras que para los ciudadanos de la extinta República Democrática Alemana (RDA) la unión de ambos territorios por lo general está asociada con trastornos personales, en muchos casos dramáticos.

«En el este, la reunificación alemana es la historia de la revolución pacífica y las manifestaciones que finalmente condujeron al giro. En el oeste, en cambio, se habla del fracaso de la RDA debido a sus deficiencias económicas y políticas, que inevitablemente condujeron a la reunificación», señala el autor del estudio Kai Unzicker.

Según el informe, hay un punto de acuerdo entre los alemanes orientales y occidentales: alrededor del 90 por ciento de los encuestados destaca que la unión de amabas Alemanias fue un acontecimiento que ha tenido una influencia grande o muy grande en el país en los últimos 30 años.

Esta cifra aún prevalece sobre la influencia que ha generado la pandemia del coronavirus y la crisis de los refugiados en 2015.

Sin embargo, el estudio detalla que el 74 por ciento de los habitantes de Alemania oriental y el 61 por ciento de los alemanes occidentales evalúa que la reunificación influyó en su propia vida.

Ante la pregunta de si hay una diferencia si se proviene de una u otra parte de Alemania, el 55 por ciento de los occidentales responde negativamente frente al 38 por ciento de los orientales.

«Algunas cosas funcionaban mejor en la RDA y deberían haberse adoptado», considera el 84 por ciento de los habitantes de Alemania oriental, pero solo el 48 por ciento de los alemanes del oeste del país.

En tanto, el  83 por ciento de los alemanes del este manifiesta haber sido tratado injustamente después de 1990 y más de la mitad siente que es considerado como un ciudadano de segunda clase. En tanto, solo el 21 por ciento de los occidentales opina esto de los alemanes orientales.

El 3 de octubre de 1990 la hoy extinta República Demócratica Alemana se adhirió oficialmente a la República Federal de Alemania, acabando con la división territorial que las potencias vencedoras habían acordado tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Gütersloh (Alemania), 7 sep (dpa)