martes, octubre 27, 2020
Inicio Actualidad Alemania "está lejos de estar fuera de peligro"

Alemania «está lejos de estar fuera de peligro»

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió precaución extrema a los ciudadanos al cumplirse hoy el primer día de flexibilización de las restricciones impuestas para contener la propagación del coronavirus.

Foto de pixabay

«No debemos permitirnos sentirnos seguros ni un segundo (…) Tenemos que seguir vigilantes y disciplinados», dijo Merkel tras una reunión del gabinete de crisis en Berlín.

Merkel advirtió que, de lo contrario, el número de infecciones podría aumentar bruscamente de nuevo. «Sería una lástima que tuviéramos una recaída por imprudentes», indicó.

La jefa del Ejecutivo destacó que el país había logrado grandes avances contra la epidemia a través de medidas estrictas que permitieron reducir la tasa de reproducción de las cadenas de infección a menos de 1.

Sin embargo, advirtió: «Estamos en el principio y estamos lejos de estar fuera de peligro».

«La situación que tenemos ahora es engañosa», prosiguió, señalando que las consecuencias de la reapertura parcial de las tiendas solo podrá evaluarse en 14 días, el período de incubación del virus.

La mandataria germana efectuó un llamamiento a los jefes de gobierno de los estados federados para que no flexibilizaran las medidas para contener la pandemia demasiado pronto y de forma demasiado amplia. «También puede ser un error proceder demasiado rápido», reflexionó.

Merkel anunció por otra parte que se establecerían y entrenarían 105 equipos móviles para ayudar a identificar a las personas de contacto sobre el terreno.

En este sentido subrayó que es necesario «un seguimiento preciso de todas las cadenas de infección». «Esto solo tendrá éxito si fortalecemos el servicio de salud pública», explicó.

Alemania entró hoy en una nueva fase de su batalla contra la pandemia de coronavirus con la apertura de negocios del comercio minorista y el comienzo de clases en algunos estados federados tras un mes de parón.

Los comercios pequeños y medianos con una superficie inferior a los 800 metros cuadrados pudieron volver a operar aunque los 16 estados del país han optado por retomar la actividad comercial en diferentes grados y en diferentes momentos.

«Los distribuidores que pueden abrir de nuevo hoy están naturalmente muy contentos de poder volver a estar al servicio de sus clientes», dijo el director general de la asociación del ramo HDE, Stefan Genth.

«No esperamos una corrida en las tiendas abiertas ni hoy ni en los próximos días, porque la confianza del consumidor es escasa debido a la crisis del coronavirus», matizó. Dijo que los consumidores tienden a gastar poco dinero, «muchos trabajan a jornada reducida y temen por sus empleos».

Las escuelas abrieron sus puertas a los alumnos mayores que se preparan para exámenes en Sajonia, Berlín y Brandeburgo. Otros estados abrirán sus escuelas a finales de esta semana y algunos esperarán hasta principios de mayo.

Al mismo tiempo, algunas regiones están recurriendo al uso obligatorio de la mascarilla como precaución adicional.

Baviera, uno de los estados más afectados por el coronavirus en Alemania, anunció hoy que requerirá que la gente se cubra la nariz y la boca en el transporte público y en todas las tiendas a partir de la próxima semana.

En Alemania, hasta esta tarde tarde se habían registrado más de 142.600 infecciones por el coronavirus (el día anterior a las 16.15 horas locales: más de 141. 900 infecciones).

Al menos 4.462 personas infectadas con el patógeno Sars-CoV-2 han muerto en todo el país hasta ahora (4.15 p.m. del día anterior: 4.400). Este es el resultado de una evaluación de la Agencia de Prensa Alemana, que tiene en cuenta las últimas cifras de los estados alemanes.

Según las estimaciones del Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental para el control y la prevención de enfermedades, alrededor de 91.500 personas en Alemania han sobrevivido a la infección.

Al igual que en otros países, los expertos también prevén un elevado número de casos no notificados en Alemania.

Berlín, 20 abr (dpa)