Home / Actualidad / Expertos alemanes opinan sobre contactos sociales y visitas a abuelos

Expertos alemanes opinan sobre contactos sociales y visitas a abuelos

El presidente de la Sociedad Alemania de Geriatría, Jürgen Heppner, señaló hoy que visitar a los abuelos durante un tiempo limitado evitando el contacto físico y respetando las reglas de higiene no es problemático en vista de la epidemia de coronavirus.

Foto de pixabay

«Todos sabemos el sufrimiento que produce el distanciamiento a las familias, y especialmente a los abuelos», comentó Heppner. Pero precisamente, para evitar que sea de nuevo necesario imponer severas restricciones a los contactos sociales, el experto insistió en el respeto a las medidas preventivas.

Heppner destacó que la población ha aprendido mucho sobre normas de higiene, disciplina y consideración hacia el prójimo en las últimas semanas y abogó por que se vuelva a buscar un modo sensato para posibilitar las reuniones familiares.

No obstante, el especialista advirtió: «(El virus) Sars-CoV-2 aún no ha desaparecido, el coronavirus está al acecho, a la vuelta de la esquina».

Acotó que a pesar de las consecuencias negativas que el aislamiento y las limitaciones de contacto tienen en el bienestar físico y mental, aún es necesario actuar con mesura.

Por su parte, el virólogo Hans Georg Kräusslich hizo un llamamiento a la responsabilidad individual a la hora de decidir permitir o no a los niños visitar a los abuelos: «También en el caso de que haya un número menor de nuevas infecciones, el virus sigue presente en Alemania y el riesgo en caso de infección sigue siendo el mismo para personas particularmente vulnerables».

Además, consideró que no es adecuado hacer claras recomendaciones desde el punto de vista de la medicina, sino que sean las autoridades las que, al relajar las restricciones de forma gradual, pongan la protección personal y la prevención bajo la responsabilidad de cada individuo, y no solo en el caso de las visitas a ancianos.

Por su lado, el experto en enfermedades infecciosas Janne Vehreschild insistió en que aquellos que decidan visitar a familiares en edad de riesgo se tomen en serio las precauciones. 

Explicó que varias personas en una misma habitación pequeña respiran el mismo aire, con el consiguiente riesgo de contagio si alguna de ellas está infectada. Por lo tanto, recomendó mantener la distancia, sonreír en lugar de besar o abrazar y ante la duda, utilizar mascarilla.

Por otro lado, Vehreschild desaconsejó caer en la exageración: «Es poco probable que el virus se quede pegado en la toalla del baño, desde ahí pase a las manos de una persona y eventualmente a las mucosas». Sin embargo, matizó que el riesgo de que el virus se transmita a través de una superficie contaminada no es nulo.

El Gobierno alemán y los estados federados decidieron el pasado miércoles prorrogar las actuales restricciones de contacto hasta el 5 de junio, pero permitieron las reuniones entre grupos de personas que viven en dos hogares diferentes.

En este contexto, la canciller alemana, Angela Merkel, hizo especial hincapié en que sigue siendo necesario respetar la distancia de seguridad y mantener especial cuidado con las personas mayores.

Berlín, 9 may (dpa)