Home / Actualidad / Expertos anticipan recesión en Alemania

Expertos anticipan recesión en Alemania

Dos de los institutos alemanes de investigaciones económicas más destacados anticipan hoy que Alemania caerá en una recesión, como consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus.

Foto de pixabay

Según el instituto Ifo de Múnich, la severidad de la recesión está sujeta a una gran incertidumbre. Si el pico de la pandemia pasara rápidamente y la economía se pusiera en marcha de nuevo a partir de mayo, podría limitarse la reducción de la producción económica a un 1,5 por ciento anual, señaló en Múnich el presidente del Ifo, Clemens Fuest.

Pero Fuest y sus colaboradores consideran posible que la caída llegue al seis por ciento del producto interno bruto (PIB), si la pandemia dura más tiempo y hay paros de producción en la industria de varios meses.



Ese escenario llevaría a una caída mayor que la de la crisis financiera internacional de 2009, cuando la economía alemana se contrajo en un 5,7 por ciento. Esa fue también hasta ahora la última vez que Alemania había entrado en recesión.

«Las incertidumbres son grandes, y los riesgos a la baja también son grandes», dijo Fuest de los dos escenarios. «Tampoco podemos descartar la posibilidad de que empeore mucho más».

El Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) bajó por su parte hoy su pronóstico anual del PIB de un crecimiento del 1,2 por ciento a una caída de al menos 0,1 por ciento. El presidente del instituto, Marcel Fratzscher, aclaró sin embargo que este era un escenario muy optimista.

Ambos institutos saludaron la decisión del Banco Central Europeo (BCE)de adquirir bonos de emergencia por 750.000 millones de euros (unos 809.000 millones de dólares), dada a conocer en la noche del jueves. «Mientras se siga por este camino, no habrá crisis de deuda soberana», dijo Fuest.

«El BCE ha enviado una señal muy clara», reconoció Fratzscher. «Pero un banco central por sí solo no puede detenerlo». El economista señaló que se requerían respuestas más fuertes de los países europeos.

«El objetivo es asegurar que esta conmoción no se convierta en una crisis financiera», advirtió Fratzscher. Agregó que Italia podría ser el primer eslabón de una caída generalizada.

La opción del otorgamiento de dinero en efectivo a los ciudadanos más necesitados, como se evalúa implementar en Estados Unidos, podría para Fratzscher constituir también una medida útil para frenar la caída del consumo en Alemania.

El índice del clima de negocios que elabora el IFO se derrumbó en marzo a su valor más bajo desde agosto de 2009, con 87,7 puntos, frente a 96,0 del mes anterior. El descenso mensual es el mayor registrado por el barómetro económico alemán más importante desde 1991.

Múnich/Berlín, 19 mar (dpa)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.