miércoles, agosto 12, 2020
Inicio Actualidad Ifo estima que la economía alemana se recuperará a finales de 2021

Ifo estima que la economía alemana se recuperará a finales de 2021

La economía alemana no volverá a los niveles anteriores a la crisis desencadenada por el coronavirus hasta finales del próximo año, anunció hoy Timo Wollmershäuser, director del instituto de investigación económica Ifo.

Foto de Pixabay

«No volveremos a alcanzar los niveles anteriores a la pandemia hasta finales de 2021», dijo Wollmershäuser. Si bien, agregó, es probable que los distintos sectores se recuperen a ritmos diferentes una vez que se hayan eliminado las restricciones.

Según revelaron los datos de una encuesta realizada en abril por el instituto Ifo a unas 8.800 empresas sobre la carga de su capacidad y la evolución de las ventas, el rendimiento económico cayó un 1,9 por ciento en el primer trimestre y luego se desplomará un 12,2 por ciento en el segundo. En general, se espera que el rendimiento económico descienda este año un 6,2 por ciento.

Entre los sectores más afectados se encuentran las agencias de viajes y los touroperadores (menos 84 por ciento), el sector de la aviación (menos 76 por ciento), el hotelero y gastronómico (menos 68 por ciento), el de la salud (menos 45 por ciento), el del arte, ocio y entretenimiento (menos 43 por ciento) y la industria automotriz (menos 41 por ciento).

El único ganador durante esta crisis es la industria farmacéutica, con un aumento de la utilización de la capacidad del 7 por ciento.

A partir del tercer trimestre, se espera que todos los sectores de la economía se recuperen. Pero esta recuperación será significativamente inferior a las caídas del primer semestre, según el estudio de Ifo.

La industria debería volver al nivel anterior a la crisis recién dentro de un año. Para los proveedores de servicios de ocio, entretenimiento y cultura, así como para los hoteles y restaurantes, «las consecuencias de la crisis del coronavirus se dejarán sentir hasta bien entrado el año próximo».

El requisito previo para la reactivación es, por una parte, que la pandemia se contenga en los próximos meses y que se evite una segunda ola de infecciones. Por otra parte, «que no se produzca una oleada de quiebras, ni en Alemania ni en sus mercados de ventas y compras, que provoque distorsiones en el sistema financiero y exija un reajuste de las cadenas de valor mundiales».

Múnich, 28 abr (dpa)